1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Comienza juicio contra el líder de Pegida por incitación a la xenofobia

El juicio contra Lutz Bachmann, líder del movimiento islamófobo y xenófobo alemán Pegida, acusado de incitar a la xenofobia, comenzó hoy en el juzgado de instrucción de Dresde.

default

Luty Bachmann, a su llegada al tribunal.

El juicio contra Lutz Bachmann comenzó a las diez de la mañana (08.00 GMT) en un juzgado de primera instancia de Dresde (este de Alemania), la ciudad donde Pegida celebra sus marchas de protesta de los lunes desde hace un año y medio. Bachmann podría ser condenado a una pena de hasta cinco años de prisión en caso de ser declarado culpable por la Justicia alemana

El fundador de Pegida (siglas en alemán de "Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente") está acusado por la Fiscalía alemana de incitar al odio contra los extranjeros a través de sus comentarios colgados en septiembre de 2014 en la red social de Facebook, en los que los calificaba de "ganado", "andrajosos" y "chusma".

Simpatizantes de Pegida recibieron al alemán de 43 años frente al edificio del tribunal con una ovación y reclamaron con pancartas su absolución. Al mismo tiempo, un grupo de contramanifestantes exigió su ingreso en prisión.

Deutschland Prozess gegen Pegida-Mitbegründer Lutz Bachmann

Simpatizantes de Bachmann, en Dresde.

Imitando a Hitler

Bachmann ha estado rodeado por la polémica desde que puso en marcha en octubre de 2014 Pegida, que en sus momentos de mayor auge llegó a congregar a unas 25.000 personas en sus concentraciones aunque en las últimas convocatorias suman apenas

3.000 simpatizantes. La mayor controversia hasta el momento fue la que generó la filtración de una fotografía suya en la que aparecía caracterizado como Hitler, lo que le llevó a abandonar temporalmente Pegida, para regresar poco después.

Pegida perdió fuerza debido a luchas internas, ha cobrado nuevo impulso por el creciente temor que despierta en muchos alemanes el flujo incesante de refugiados, que en 2015 llegó a los 1,1 millones de personas.

ER (dpa, efe)

DW recomienda