1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Comienza en París Conferencia de Donantes para Palestina

Una Conferencia Internacional de Donantes en París exhortó a Israel a levantar el bloqueo y detener los asentamientos judíos, que impiden un desarrollo económico. Objetivo es la creación de un Estado palestino en 2008.

default

El presidente francés, Nicolás Sarkozy y su ministro del Exterior, Bernard Koucher, reciben a las delegaciones participantes.



El presidente de Francia y anfitrión del encuentro, Nicolás Sarkozy, hizo un llamado a Israel a detener los asentamientos judíos en los territorios palestinos. “La detención inmediata de la construcción de asentamientos es una prioridad absoluta”, dijo el mandatario galo al inicio de la Conferencia Internacional de Donantes para Palestina. Sarkozy destacó que sólo con una libre circulación de personas y de mercancías se podrá desarrollar la economía palestina. “Algo que también le conviene a Israel”, dijo.

El presidente francés pidió una ayuda generosa a las 90 delegaciones participantes. Objetivo del encuentro es garantizar la existencia de un Estado palestino a finales de 2008, seguro, independiente y capaz de existir al lado de Israel. Los planes de Israel de construir nuevas casas cerca de Jerusalén, fueron criticados por el enviado palestino. “Podrían ensombrecer la siguiente ronda de negociaciones de paz”, dijo Nabil Abu Rdainah.

Palästinenser Gaza Israel Bank Bargeld wird knapp in Gaza Stadt

Incluso el dinero en efectivo escasea en la Franja de Gaza.

Levantamiento de bloqueos

En la mayor conferencia de la última década para la reconstrucción de Palestina decisivo es que Israel levante su bloqueo a la circulación de personas y de mercancías en los territorios autónomos como condición fundamental para la supervivencia del pueblo palestino. De no ceder Israel habrá una presión masiva por parte de la comunidad internacional. El Banco Mundial advirtió que si Israel mantiene el bloqueo por razones de seguridad, ni con la ayuda masiva internacional será posible detener la espiral de pobreza. “El peor escenario”, como llama el organismo a la permanencia del bloqueo israelí, conducirá a un dramático empobrecimiento de los territorios palestinos.

El Banco Mundial dio su bendición a un plan presentado por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, en el que se compromete a reducir el gasto público y a reformar instituciones clave. La implementación del plan en el transcurso de los próximos tres años tendría un costo de 5 600 millones de dólares. (3 800 millones de euros). De producirse un levantamiento de los bloqueos por parte de Israel, el plan de Abbas promovería un crecimiento económico de dos dígitos. “Es una propuesta realista, Abbas no presentó ningún imposible”, afirmó un diplomático. Estados Unidos anunció que aportaría alrededor de 500 millones de dólares (345 millones de euros). “Es una suma histórica, tal vez el paquete de ayuda más grande que hemos otorgado a los palestinos”, dijo un diplomático estadounidense. La delegación de EEUU estuvo encabezada por la Secretaria de Estado, Condoleezza Rice.

Internationale Palästinenser-Geberkonferenz in Paris

La ministro del Exterior Israelí, Zipi Livni y el Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas.

Difícil trato con Hamás

Alemania, representada por el titular del ministerio del Exterior, Frank Walter Steinmeier, se comprometió con 200 millones de euros. La cifra definitiva será dada a conocer al final del encuentro de un día de duración. Entre los participantes también se encuentra la jefa diplomática israelí, Zipi Livni, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki- Moon, así como el jefe diplomático ruso, Sergei Lavrov. El ex –ministro británico Tony Blair asistirá en calidad de Enviado Especial del Cuarteto para el Medio Oriente.

Los recursos que se recauden serán también destinados a la Franja de Gaza, que se encuentra desde junio pasado bajo control del grupo radical islámico Hamás. Desde entonces Israel selló su frontera con Gaza argumentando que las fuerzas Fatah, que lidera Abbas, no pueden garantizar la seguridad. Al igual que Estados Unidos y la Unión Europea, Israel considera a Hamás como una agrupación terrorista con la que no hay negociaciones. Israel apuesta por un debilitamiento de Hamas a través de la presión militar, aislamiento diplomático y restricciones económicas. La población palestina en la Franja de Gaza, de aproximadamente 1 millón y medio de habitantes, se encuentra al borde de una crisis alimentaria y de salud. Hamás por su parte, declaró estar dispuesto a aceptar un control fronterizo neutral a manos de Naciones Unidas o de una empresa privada que sea aceptada por Israel y el gobierno de Abbas.

DW recomienda