1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Comenzó evacuación de civiles de cuatro localidades en Siria

Un total de 500 personas fueron beneficiadas por el acuerdo alcanzado por los rebeldes y el Gobierno, bajo el auspicio de Naciones Unidas.

Un acuerdo entre los rebeldes y el Gobierno de Bashar al Assad permitió que este miércoles (20.04.2016) unos 500 civiles, la mayoría de ellos enfermos o heridos, pudieran abandonar cuatro localidades asediadas en Siria. La información fue confirmada por Stephane Dujarric, portavoz de Naciones Unidas, que es la entidad que se encargará de coordinar el cumplimiento efectivo del acuerdo.

Las personas beneficiadas son 250 de las localidades chiitas de Gua y Kefraya, asediadas por las tropas rebeldes. Un número similar de civiles abandonó las localidades sunitas de Al Zabadani y Madaya, que están en las afueras de Damasco y se hallan cercadas por las tropas del régimen. La Media Luna Roja medió para alcanzar el acuerdo, informaron las autoridades. Una ambulancia de esta entidad fue atacada por hombres armados durante el proceso, sin que se informara de lesionados.

“Los planes para hoy están operando para evacuar a las personas, incluidos enfermos, heridos y sus familiares, de las cuatro ciudades asediadas. Ellos necesitan atención médica urgente para salvar sus vidas”, dijo Dujarric. La evacuación se está haciendo por tierra, añadió la portavoz. Un reportero de AFP vio la salida de 25 hombres, 15 jóvenes y 10 ancianos, de la ciudad de Al Zabadani. En Madaya, en tanto, sete buses de color blanco realizaron la operación.

“Bazar oriental”

Por otra parte, la oposición siria aseguró que seguirá participando de las negociaciones de paz auspiciadas por la ONU, aunque por ahora ha pospuesto su participación a la espera de que mejoren las condiciones humanitarias y de seguridad dentro de su país, dijo Monser Markhous, uno de los portavoces opositores. “No estamos fuera ni boicoteamos las negociaciones, sólo hemos pospuesto nuestra participación. Seguimos aquí”, declaró, reconociendo que la decisión es una táctica para presionar al gobierno de Al Assad.

Rusia, en tanto, respaldó la decisión del mediador de la ONU, Staffan de Mistura, de no suspender las negociaciones en Ginebra, pese a los desacuerdos, pero rechazó que las negociaciones de paz se conviertan en un “bazar oriental con elementos de burdo chantaje hacia la comunidad internacional”. “Apoyamos la decisión de De Mistura de proseguir las consultas con los diferentes grupos de la oposición moderada y la delegación gubernamental”, informó la cancillería rusa mediante un comunicado.

DZC (dpa, AFP, EFE)


DW recomienda