Comenzó el juicio contra Baltasar Garzón | Europa | DW | 17.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Comenzó el juicio contra Baltasar Garzón

El juez está acusado de "violación de las garantías constitucionales" por la grabación de conversaciones en prisión de los cabecillas de la trama de corrupción conocida como "caso Gürtel" y sus abogados.

default

El juez Baltasar Garzón al comenzar el juicio en su contra.

En medio de un enorme interés mediático comenzó hoy ante el Tribunal Supremo en Madrid el juicio por prevaricación contra Baltasar Garzón, el juez español más conocido internacionalmente por haber ordenado la detención, en octubre de 1998 en Londres, del ex dictador chileno Augusto Pinochet.

Garzón, de 56 años, está acusado de "violación de las garantías constitucionales" por la grabación de conversaciones en prisión de los cabecillas de la trama de corrupción conocida como "caso Gürtel" y sus abogados. Las escuchas, avaladas popr la fiscalía, fueron anuladas más tarde por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

El juez español está acusado por uno de los abogados y por el empresario Francisco Correa, el presunto cerebro de la trama de corrupción que salió a la luz hace tres años y que salpica al Partido Popular (PP), del presidente del gobierno español Mariano Rajoy.

En caso de ser declarado culpable, Garzón podría ser condenado a hasta 17 años de inhabilitación, lo que significaría el fin de su dilatada carrera judicial. El magistrado está suspendido desde mayo de 2010 y actualmente trabaja de asesor para el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional en la Haya, Luis Moreno Ocampo.

Decenas de personas que simpatizan con Garzón se habían congregado frente a la sede del Tribunal Supremo para aplaudir al juez sometido a juicio. "Garzón es inocente!" y "Fascistas fuera!", fueron algunas de las consignas que corearon los que están convencidos de que Garzón es víctima de una "persecución política" promovida por la ultraderecha española.

Una semana después del inicio de este juicio, Garzón tendrá que volver al mismo lugar para el inicio de otro proceso por prevaricación, impulsado por asociaciones de extrema derecha, por haberse declarado competente para investigar los crímenes cometidos durante la duictadura de Francisco Franco (1938-1975). En ninguno de los dos procesos existe acusación por parte de la fiscalía.

Los procesamientos de Garzón han sido interpretados por un sector de la izquierda española como un intento de apartar de la judicatura a un magistrado progresista que se ha granjeado enemigos a lo largo de su carrera al atreverse con casos que otros jueces no quisieron abordar.

DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda