Comentario: Una clara señal de los musulmanes de Alemania | Alemania | DW | 19.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Comentario: Una clara señal de los musulmanes de Alemania

La jornada de movilización de los musulmanes de Alemania contra el odio y la injusticia es una clara señal en pro de la tolerancia. La sociedad no musulmana debe estrechar la mano extendida, opina Bettina Marx.

En Siria e Irak continúa el avance incontenible de las milicias terroristas del “Estado Islámico” (EI, antiguamente EIIS). Asesinando e incendiando, se toman un poblado tras otro, torturan y humillan a la población y hacen huir a decenas de miles de personas. Al mismo tiempo, en Alemania los musulmanes se levantan y alzan su voz contra el odio y la injusticia. Así se distancian claramente de los extremistas que, en nombre de su religión, imponen en el Medio Oriente un régimen del terror sin precedentes. Un régimen del terror del que, por lo demás, son víctimas en primera línea musulmanes.

Con esta jornada de movilización, los musulmanes alemanes se distancian también de los por lo menos 400 correligionarios que han partido desde Alemania para participar en esa guerra cruel. Son hombres y mujeres jóvenes que se radicalizaron a través de Internet o que fueron reclutados por predicadores que siembran el dio y que hacen de las suyas al margen de la comunidad musulmana de Alemania. Por lo general no son miembros de alguna de las 2000 comunidades en que se agrupan las cuatro grandes organizaciones islámicas de Alemania. No se puede responsabilizar a mayoría de los musulmanes alemanes, que lleva una vida ordenada y tranquila, por el descarrío de unos pocos obnubilados que siguen a esos predicadores del odio y están dispuestos a arriesgar sus propias vidas para imponer sus violentas ideas de un islam puro.

Bettina Marx

Bettina Marx

No obstante, es positivo que las organizaciones islámicas se hayan distanciado tan nítidamente del odio. De ese modo contribuyen a dar un carácter más objetivo a debate, precisamente en momentos en que la mayoría de la sociedad alemana mira con perplejidad y horror los tremendos acontecimientos del Medio Oriente, y se ve azuzada contra el islam y los musulmanes por elementos del extremo derecho. El número de ataques contra musulmanes e instituciones de esa confesión va en aumento, según funcionarios de las asociaciones islámicas.

Ataques contra musulmanes en Alemania

El pasado mes de agosto hubo cinco ataques contra mezquitas en Alemania. También contra eso protestaron los musulmanes este viernes, al igual que contra el antisemitismo. “Soy judío cuando son atacadas sinagogas, soy cristiano cuando los cristianos son perseguidos, y soy musulmán cuando se perpetran atentados incendiarios contra mezquitas”, dijo esta semana Ayman Mzyek, presidente del Consejo Central de los Musulmanes. Son palabras firmes que todos deberíamos hacer propias. Solo con cohesión y valentía civil se puede hacer frente a la intolerancia, el extremismo y el fanatismo.

Pero eso, por sí solo, no basta. También los políticos y la prensa deben contribuir. Los políticos deben velar porque los menos privilegiados y los marginados tengan una perspectiva, entregando recursos a las organizaciones musulmanas para que trabajen con los jóvenes. Y la prensa debe informar y cuidarse de contribuir con su selección de temas y palabras a la división y radicalización.

DW recomienda