1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Colombia: se complica el “caso Samboní”

El asesinato de la niña Yuliana Andrea Samboní, atribuido a Rafael Uribe Noguera, estremece a Colombia. El caso se complica con la muerte de Fernando Merchán Murillo, vigilante del edificio donde tuvo lugar el crimen.

Las autoridades colombianas encontraron este viernes (09.12.2016) muerto al vigilante del exclusivo edificio en donde apareció el cuerpo de Yuliana Andrea Samboní, la niña de siete años de ascendencia indígena que fue raptada, violada y asesinada, presuntamente por el arquitecto Rafael Uribe Noguera.

El cuerpo de Fernando Merchán Murillo, de 58 años, fue hallado en el interior de su vivienda en el barrio El Tintal, en el suroeste de Bogotá, confirmó la Policía que comenzó a investigar las causas de su muerte.

"Estamos en el procedimiento del levantamiento (del cuerpo)", dijo al medio colombiano Caracol Radio el comandante de la Policía de Bogotá, general Hoover Penilla. Medios locales coinciden que junto al cadáver de Merchán se encontró una nota en la que al parecer el vigilante se refiere al caso de Yuliana.

Caso estremece al país

El presunto asesino, un arquitecto de 38 años, perteneciente a una acomodada familia bogotana, fue capturado el pasado martes y hoy se encuentra recluido en una celda de aislamiento de la cárcel La Picota de Bogotá.

El caso de la niña ha estremecido a Colombia por la forma con la que actuó el presunto asesino, quien la raptó en su humilde barriada y la condujo a un apartamento donde la violó y estranguló, según informó el director del Instituto de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés.

Horas antes de que fuera encontrado el cadáver del vigilante, el abogado Francisco Uribe Noguera, hermano del presunto asesino de Yuliana, pidió perdón por estos hechos.

"Lamentamos profundamente la muerte de Yuliana, yo estoy completamente compungido por eso, pedimos perdón por mi hermano", afirmó Francisco Uribe a periodistas momentos antes de ser interrogado por el juez 121 de la Unidad de Vida en Bogotá.

CT (EFE, Caracol Radio, El Tiempo)

DW recomienda