Colombia: Santos ratifica a cúpula de las fuerzas armadas | América Latina | DW | 19.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Colombia: Santos ratifica a cúpula de las fuerzas armadas

El mandatario mantuvo a los altos mandos así como al ministro de Defensa, pues considera que han realizado un trabajo “muy exitoso”.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ratificó este martes (19.08.2014) a todos los altos mandos de las Fuerzas Armadas y de la Policía, en lo que parece ser una señal para las guerrillas y una prueba de que el segundo mandato de Santos mantendrá el paso que marcó su primer gobierno: negociaciones de paz por un lado y ofensivas militares contra los rebeldes por otro.

Como comandante de las Fuerzas Militares continuará el general Juan Pablo Rodríguez y al frente del Ejército seguirá el general Jaime Lasprilla. Las riendas de la Fuerza Aérea las mantendrá el general Guillermo León, en la Armada seguirá el almirante Hernando Wills y en la Policía Nacional se confirma el puesto para el general Rodolfo Palomino. Como nuevo ministro consejero del Gobierno fue nombrado el general Óscar Naranjo, quien formó parte del equipo negociador en las conversaciones de paz.

El ministro de Defesa Juan Carlos Pinzón, quien había sido ratificado en su puesto días atrás, dijo que la decisión es un respaldo a “una cúpula militar y de policía muy exitosa contra el terrorismo, la delincuencia y la criminalidad”, al tiempo que destacaba que el alto mando “tiene el reto de seguir produciendo resultados que nos den tranquilidad a los colombianos, que respondan a los retos de seguridad”.

Ofensiva seguirá

Si bien desde noviembre de 2012 el gobierno mantiene en Cuba una negociación con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, la mayor guerrilla operativa del país), Santos no ha aceptado las solicitudes de tregua de los rebeldes y ha ordenado que sigan los combates que, en los últimos años, han debilitado la capacidad operativa de los paramilitares.

“La ofensiva es una orden permanente del presidente, un deber constitucional de las Fuerzas Armadas y una obligación en defensa de los derechos del pueblo colombianos”, dijo el ministro Pinzón, quien aseguró que las autoridades tendrán la misión de “seguir construyendo la paz real y permanente”. Los ataques de la guerrilla a la infraestructura productiva colombiana también continúan.

DZC (Reuters, EFE, dpa)