Colombia: gobierno y guerrilla reanudan negociaciones de paz | América Latina | DW | 12.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Colombia: gobierno y guerrilla reanudan negociaciones de paz

Los equipos se reunieron en La Habana, mientras aumenta la tensión por seguidilla de atentados de los rebeldes.

En La Habana negocian, en Colombia combaten. Así podemos resumir la actual situación en la que se encuentran el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y los combatientes de las FARC, la principal guerrilla colombiana, que este martes (12.08.2014) reanudaron las conversaciones de paz en la capital cubana, luego de un largo receso con motivo de las elecciones presidenciales.

Antes de entrar a la sala de negociaciones, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) criticaron el llamado “Marco Jurídico Para la Paz” aprobado en el 2013 por el Congreso, que exige que los rebeldes acusados de crímenes de lesa humanidad sean juzgados. “Rechazamos la maleza jurídica que se ha venido sembrando en los campos de paz con el ánimo de hacer de los diálogos de La Habana un mecanismo inútil”, dijo el jefe negociador de las FARC, Iván Márquez.

A su juicio, el marco jurídico es una “trampa”. Luego de alcanzar acuerdos parciales en temas como la futura reinserción de los guerrilleros en la política, la sustitución de cultivos de drogas y el acceso a las tierras a los campesinos pobres, ahora las partes se disponen a discutir sobre el tratamiento de las víctimas del conflicto. Las FARC pretenden que los rebeldes presos sean considerados también víctimas, algo que el gobierno calificó de “incomprensible”.

Negocian y luchan

Mientras se espera que a partir del próximo sábado los afectados se sienten en la mesa de negociaciones, asunto que “es muy importante porque nos va a entregar las claves para desbrozar el camino hacia la reconciliación de la familia colombiana”, según el líder rebelde Iván Márquez, una serie de atentados atribuidos a las FARC y al Ejército de Liberación Nacional (ELN) ponen mayor tensión a las conversaciones.

Solo este martes, ocho militares resultaron heridos en un ataque con explosivos atribuido a las FARC. La acción fue lanzada contra una patrulla que realizaba labores de vigilancia en el municipio de Fortul, 360 kilómetros al noreste de Bogotá. En Arauca, en tanto, un funcionario fue asesinado junto a su escolta, en una operación que el gobernador del departamento, Facundo Castillo, atribuyó al ELN.

DZC (dpa, Reuters, EFE)