1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Colombia: FARC ofrecen dialogar para salir de la crisis

El grupo guerrillero, que reconoció tener secuestrado a un general, pidió nuevamente un cese de hostilidades mientras se negocia en La Habana.

Luego de reconocer que sus fuerzas tienen secuestrado al general del Ejército colombiano Rubén Darío Alzate, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ofrecieron este martes (18.11.2014) abrir un diálogo con el gobierno para superar esta crisis, que pone en duda el éxito de las conversaciones de paz que ambos bandos llevan adelante desde 2012 en La Habana, Cuba.

“Estamos dispuestos a encontrar una pronta, tranquila y justa solución a este problema”, dijo en la capital cubana el alto líder guerrillero conocido como “Pablo Catatumbo”. Los negociadores inicialmente desmintieron cualquier relación con el secuestro del general, pero luego afirmaron que se trataba de la captura de “personal militar enemigo” que se movía en un “área de operaciones de guerra”, pese a vestir de civil.

Catacumbo dijo que ahora el gobierno de Colombia “tendrá que establecer comunicación con el secretariado de las FARC y producto de esas conversaciones, buscar la manera de destrabar la situación y darle una salida al impasse”. “Habrá que generar los mecanismos de solución de ese problema”, reiteró. El gobierno dijo que no habrá negociaciones de ningún tipo, ni en La Habana ni en ninguna parte, mientras no se libere a Alzate y a sus dos acompañantes.

Despliegue de fuerzas

Para las FARC esto puede servir como llave maestra para acceder a algo que vienen pidiendo desde hace meses: que mientras se dialogue en Cuba rija un cese de las hostilidades, algo a lo que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos se ha negado sistemáticamente. Alzate se convirtió en el primer general en ser secuestrado por la insurgencia en la historia del conflicto, y su temerario accionar (acudir de civil a una zona peligrosa, sin escolta) fue también criticado por el mismo presidente Santos.

“Mientras continúe la confrontación, se van a presentar hechos como este e incluso hasta mucho más graves. Es la hora de la sensatez, es la hora de pensar con la cabeza fría y de pensar que a Colombia le llegó la hora de la paz”, dijo Catacumbo. Pastor Alape, otro alto representante de la guerrilla, dijo que “queremos que este impasse sea resuelto lo más pronto posible para que el proceso siga avanzando sin sobresaltos hacia el acuerdo final”.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ordenó el despliegue de tropas en las selvas del Chocó, en el noroeste del país, para dar con el paradero de los tres secuestrados. El ministro Juan Carlos Pinzón dijo que “las operaciones continuarán hasta cuando sea necesario”. La autoridad, que se desplazó a la zona, sobrevoló la región, donde fueron enviados unos 500 militares de las fuerzas especiales.

DZC (EFE, dpa, Reuters)