1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Colombia: expertos instan a implementar el Acuerdo de Paz

Acabar con el paramilitarismo en Colombia es uno de los principales desafíos en la fase de implementación, según expertos. Dichos grupos serían responsables del aumento de la producción de cocaína en el país.

"Hay que garantizar que desaparezca el paramilitarismo, que no es únicamente la detención de los combatientes paramilitares, sino de los financiadores, los organizadores, los estimuladores del paramilitarismo, que nunca han sido atacados por el Estado colombiano. Siempre han quedado en la impunidad y tienen la capacidad de volver a organizar ejércitos paramilitares, como ha ocurrido a lo largo de la historia de Colombia", afirma el abogado español Enrique Santiago, uno de los abogados de las FARC-EP durante las negociaciones del proceso de paz.

El experto en derechos humanos fue invitado a participar en una conferencia en el Parlamento alemán en la que debatió sobre la situación en el país sudamericano tras la firma de los acuerdos. Enrique Santiago explica que ha habido 1.100 masacres cometidas por grupos paramilitares en Colombia entre 1984 y 2002: "Nunca ha intervenido la fuerza pública para detener esas masacres. Ha habido una connivencia durante mucho tiempo", dice.

Luces y sombras en las fuerzas armadas

Sin embargo Enrique Santiago destaca que si este proceso ha avanzado, con este cuarto intento por lograr la paz en el conflicto de 50 años, es porque la actual cúpula militar ha tenido un compromiso claro e inequívoco a su favor. "Ahora le toca al Estado acabar con dos importantes causas que dieron origen al conflicto: una es la inequidad en el campo y la otra, la violencia en la vida política", subraya el abogado.  Uno de los mayores desafíos en la etapa de la implementación es garantizar la seguridad de los guerrilleros desmovilizados para que no se repita el asesinato selectivo que ocurrió con los miembros de la Unión Patriótica, en los años 90.   

"Sobre todo en los cuadros medios de las Fuerzas Armadas y de la Policía hay muchos intereses creados porque se mueve mucho dinero en el conflicto colombiano, especialmente en el control del negocio de la cocaína". Enrique Santiago señala que otro peligro son los sectores que, aunque reducidos, se oponen a la paz.  "Un ejemplo preocupante es el el asesinato de 70 dirigentes sociales, comunitarios y líderes políticos ocurridos este año. No ha habido ninguna detención de los responsables".


En mayo pasado fueron decomisadas ocho toneladas de cocaína, el mayor cargamento de la historia en Colombia.

En mayo pasado fueron decomisadas ocho toneladas de cocaína, el mayor cargamento de la historia en Colombia.

Auge de cocaína colombiana en Europa

El semanario alemán Der Spiegel alertó en un artículo del 10 de diciembre pasado que el proceso de paz ha permitido a la principal guerrilla colombiana duplicar sus cultivos de coca entre 2012 y 2015, hasta alcanzar las 96.000 hectáreas, según cifra un reporte de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. La revista señala que los decomisos de esta droga también han aumentado. En 2015 fueron confiscadas 33,5 toneladas de cocaína en el puerto de Amberes, con un valor de alrededor de 840 millones de euros.

Un informe de la DEA, publicado a principios de diciembre, asegura que mientras que Colombia sigue siendo el principal productor de la cocaína que llega a Estados Unidos, la mayoría es traficada por cárteles mexicanos. Por su parte, las autoridades colombianas afirman que inacautaron este año una cifra récord de 350 toneladas de cocaína, cien toneladas más con respecto a 2015, según el viceministro de Defensa, Aníbal Fernández de Soto.

Sustitución de cultivos

Colombia dejó de fumigar a mediados de 2015 los plantíos de cultivo de hoja de coca con glifosato. La argumentación era que la fumigación no era efectiva, pues los pequeños productores buscaban otras zonas de cultivo de difícil acceso para el Estado, por lo que se optó por lanzar una política de sustitución de cultivos. 

Danilo Rueda Rodríguez, miembro de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz de Colombia, considera que el auge en la producción de cocaína no se debe a la actividad de las FARC. "Las FARC han cumplido hasta el momento con los acuerdos. No hay ninguna denuncia que indique que ellos han seguido cobrando algún tipo de impuesto a quienes trafican con la pasta de coca". El problema, según Rueda Rodríguez es que no se ha implementado aún la sustitución de cultivos, pactada en los acuerdos de paz "justo por eso, por la ausencia del Estado., Y eso posibilita que otros actores armados ocupen los espacios territoriales que ha dejado la guerrilla".

En marzo de 2015 fue desarticulada una red internacional de narcotráfico y decomisado el mayor cargamento de drogas en Alemania.

En marzo de 2015 fue desarticulada una red internacional de narcotráfico y decomisado el mayor cargamento de drogas en Alemania.

Corrupción en la sociedad colombiana

"Se sabe que hay cerca de 8.500 efectivos en distinto nivel de la estructura neoparamilitar llamada autodefensas gaitanistas", señala Rueda. "Ellas han ido tomando espacios territoriales en donde estaban las FARC. Sin embargo, hemos constatado que, en algunas regiones, esta presencia coincide con una cierta complicidad de sectores de las fuerzas militares y policiales, es decir, que hay corrupción dentro de organismos institucionales, y esta no solo atañe a las fuerzas públicas, sino también a actores civiles, políticos y empresariales".

Para Enrique Santiago, abogado de las FARC, la guerrilla fue un factor de control. "En Colombia todo el mundo se ha financiado del dinero de la cocaína; no hay grandes plantaciones en manos de unos cuantos narcotraficantes. Hay cientos de miles de pequeños cultivadores que tienen que plantar hoja de coca porque es lo único que alguien les va a comprar. La única forma de acabar con eso es la reforma y el desarrollo rural. Es insertar a esos pequeños productores en mercados de comercialización, crear proyectos productivos, transformar los productos alimentarios, y eso es lo que está previsto en el acuerdo".