1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Colombia: de narcos a Marte, gracias a la innovación

Medellín pasó de ser el epicentro del narcotráfico a ser una ciudad donde se están incubando proyectos novedosos de la mano de la empresa privada.

Desde hace más de una década la ciudad de Medellín viene pasando de lo que se ha dado en llamar “del miedo a la esperanza”. Esa esperanza se ha fundado principalmente en la educación y la investigación, pilares que la llevaron a convertirse en 2014 en la ciudad más innovadora del mundo.
 

Más información:

-Nada nuevo en Colombia: paz en las ciudades, guerra en el campo

-Medellín, laboratorio mundial en seguridad urbana

 

La clave del desarrollo

Las políticas públicas y las alianzas público-privadas han convertido la ciudad en una referencia en materia de innovación en América Latina. La Corporación Ruta N es el resultado de esas políticas, las cuales han generado una evolución en la mentalidad de la población. Esta organización desarrolla distintos programas y servicios para facilitar la evolución económica de la ciudad hacia negocios intensivos en ciencia, tecnología e innovación, de forma incluyente y sostenible.

Según Elkin Echeverri, director de planeación y prospectiva de Ruta N, en América Latina hace unos quince años el sector público invertía en ciencia y tecnología el 80 por ciento y el sector privado el 20 por ciento restante. El papel de Ruta N ha sido convencer a la sociedad de que la ciencia y la tecnología son responsabilidad también del sector privado. Para Echeverri, “los países donde las condiciones de vida de la población han mejorado, son países donde el sector privado hace el 70 u 80 por ciento de la inversión”.

En los últimos años, el sector privado ha sido incitado a comprometerse, “no para que le regale plata a la ciudad, sino porque en la medida que ellos inviertan en ella, van a ser sostenibles y más rentables”, asevera Echeverri. Y los resultados demuestran que hoy 2.300 empresas de las 20 mil que generan el 80 por ciento del PIB de la ciudad ya firmaron un Pacto por la Innovación y 40 por ciento -o sea 7 u 8 mil- ya han introducido al menos una innovación, lo cual les ha ayudado a aumentar las ventas en alrededor de un 26 por ciento y les ha permitido contratar en promedio seis empleados nuevos. “La meta es que en 2021 el 70 por ciento al menos sea inversión privada”, sostiene Echeverri.

Innovación para la guerra

Una de las empresas más innovadoras de Medellín es Tecnologías contra Minas y Artefactos Explosivos (Marte), fundada por Mauricio Betancur con la ayuda de la Universidad EAFIT. Tecnologías Marte opera en el sector militar y en el de la energía renovable. Su primera solución fue un robot barreminas antipersonales que va detonando o señalando la presencia de estos artefactos.

En 2010 el Ejército de Colombia acudió a la experticia de esta empresa, ya que los soldados estaban siendo víctimas de explosivos detonados por radiofrecuencia. Mauricio recuerda las palabras de un general: “Haga algo para detener esto o nos van a matar porque nadie nos está dando soluciones”. Fue ahí cuando empezó a investigar con los militares a fin de contrarrestar el problema, proceso que los llevó a crear un aparato para detonar las minas controladamente y otro para evitar que estas exploten.

De la guerra al sector humanitario

Con la firma de los Acuerdos de Paz entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), las necesidades del Ejército y del país han ido cambiando. Ahora ya no solo es necesario desarrollar soluciones para desactivar artefactos explosivos, sino que también se deben crear productos que ayuden a recuperar los territorios que antes eran inasequibles por la siembra de minas. Tecnologías Marte se ha vuelto pionera en “desminado humanitario”, por lo cual ONGs francesas y españolas especializadas en el área están trabajando con la empresa. Esta experticia en el contexto colombiano hizo que Mauricio Betancur fuera becado en mayo pasado para asistir a un evento del Centro internacional de desminado humanitario de Ginebra, organizado en la base militar de Hammelburg, en Alemania.

Hoy Colombia es experta en soluciones tecnológicas con fines militares y humanitarios, así como en formación de militares para la guerra irregular.

DW recomienda