Colombia: conmoción e ira nacional por violación y asesinato de menor de edad | América Latina | DW | 06.12.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Colombia: conmoción e ira nacional por violación y asesinato de menor de edad

El Gobierno de Santos pidió "severo castigo" para el autor de la violación y asesinato de una niña desplazada por el conflicto, en un caso que conmociona al país y que ha originado manifestaciones callejeras de protesta.

"Como lo exigimos todos los colombianos, que recaiga sobre el responsable la más pronta y la más severa justicia", dijo el presidente Juan Manuel Santos al afirmar que ese "crimen atroz" "enluta y entristece" al país.

El caso ocurrió el domingo pasado, cuando la niña jugaba al frente de su casa y fue raptada por una persona que se movilizaba en una camioneta en un barrio pobre del distrito bogotano de Chapinero.

Los padres de la pequeña, que llegaron hace cinco años a Bogotá huyendo de la violencia en el departamento de Cauca (suroeste), fueron alertados de inmediato por sus vecinos, pero no pudieron evitar el rapto.

Debate sobre "cuando los ricos matan a los pobres”

El secuestro fue captado por cámaras de seguridad, por lo que las autoridades no tardaron mucho en dar con el paradero del responsable, un arquitecto de 38 años integrante de una familia acaudalada de la capital.

La niña fue encontrada muerta en un apartamento de la familia del arquitecto y, según un reporte del Instituto de Medicina Legal, fue víctima de abuso sexual y asfixia mecánica.

El hombre fue ubicado por la policía en una clínica de Bogotá, donde al parecer es tratado por una sobredosis de alucinógenos, por lo que decenas de personas se aglutinaron desde el lunes al frente del centro médico para exigir su presentación ante las autoridades.

La Fiscalía emitió una orden de captura y en la madrugada de este martes el hombre fue notificado por la policía de su arresto por los delitos de feminicidio agravado, secuestro simple, tortura y acceso carnal violento, que le significarían unos 50 años de prisión.

JOV (dpa, bluradio)

DW recomienda