Colombia, al rescate del proceso de paz | Colombia en DW | DW | 04.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Colombia

Colombia, al rescate del proceso de paz

Tras el triunfo del “no” en el plebiscito colombiano, desde los más diversos sectores -incluyendo a los detractores del acuerdo con las FARC- se declara la voluntad de continuar la búsqueda de la paz.

Al conocer el rechazo al acuerdo negociado con las FARC en La Habana, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, prometió no darse por vencido en sus esfuerzos por acabar con el conflicto armado en el país.

Una comisión creada por Santos será la encargada de poner en marcha con la mayor celeridad posible un diálogo que permita implementar un acuerdo de paz con las FARC. Dicha comisión está integrada por la canciller María Ángel Holguín; el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y el jefe de las negociaciones de paz por parte del Gobierno, Humberto de la Calle, quien tras el triunfo del "No” en el plebiscito había ofrecido su renuncia, pero fue ratificado en su función por Santos.

La postura del uribismo

El expresidente y actual senador Álvaro Uribe, líder del bando que promovió el "No”, manifestó su voluntad de "aportar a un gran pacto nacional”, corrigiendo los puntos del acuerdo alcanzado por el Gobierno y las FARC que considera erróneos. Su partido, el Centro Democrático, no acudió a una primera reunión convocada por el presidente Santos con diversos sectores políticos tras el plebiscito. No obstante, aseguró estar dispuesto al diálogo. Con tal fin, nombró tres representantes: Óscar Iván Zuloaga, Carlos Holmes e Iván Duque, vistos como potenciales candidatos presidenciales de esa colectividad para las elecciones de 2018.

Las demandas de Uribe

"Insistimos en correctivos para que haya respeto a la Constitución, no sustitución; justicia, no derogación de las instituciones; pluralismo político sin que pueda percibirse como premio al delito”, dijo el líder del rechazo al acuerdo de paz tras el plebiscito.  Uno de los aspectos más controvertidos del acuerdo eran las penas de un máximo de 8 años de cárcel previstas incluso para guerrilleros de las FARC que hayan cometido delitos graves, siempre que admitan su comisión. Uribe se ha mostrado en cambio de acuerdo con una amnistía para los rebeldes que no hayan cometido delitos "no amnistiables a la luz de la legislación de hoy”.

El dirigente conservador también se manifestó también favor de dar "protección efectiva” a los integrantes de las FARC. "Pedimos que no haya violencia, que se de protección a las FARC y que cesen todos sus delitos, incluidos el narcotráfico y la extorsión”, afirmó el líder del rechazo al acuerdo.

La posición de las FARC

El líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, aseguró que dicho grupo guerrillero mantendrá el cese del fuego "bilateral y definitivo”, pese al resultado del plebiscito. Timochenko no atribuye "efecto jurídico alguno” al referéndum, si bien reconoce que tiene efectos políticos. En este contexto, exhortó "al movimiento social y político a respaldar resueltamente mediante la movilización y otras formas de expresión pacíficas el acuerdo final para la construcción de una paz estable y duradera”.

La situación jurídica

El fallo de la Corte Constitucional colombiana que dio luz verde a la celebración del referendo indica que "la decisión aprobada a través del Plebiscito para la Refrendación del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, tendrá un carácter vinculante para efectos del desarrollo constitucional y legal del Acuerdo”.

En Colombia, algunos juristas consideran sin embargo el acuerdo se podría implementar en

términos jurídicos, dado que el presidente no estaba obligado a someterlo a plebiscito. Alfredo Beltrán, ex presidente de la Corte Constitucional, piensa incluso que la consulta solo tiene "fuerza vinculante frente al presidente de la República", según la agencia dpa. No obstante, hay amplia coincidencia en que políticamente no sería viable desconocer el resultado.