1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Colaborador de los Kirchner detenido por lavado de dinero

El juez a cargo del caso descartó que los exmandatarios argentinos estén involucrados en la investigación de este caso.

El empresario argentino Lázaro Báez fue detenido en un aeropuerto cercano a Buenos Aires después de viajar a la provincia de Santa Cruz. Báez fue un cercano colaborador de los gobierno de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, denominado por el diario Clarín como el socio comercial y testaferro de la familia Kirchner.

La detención fue determinada por el juez Sebastián Casanello, quien investiga una red de lavado de dinero. La investigación se inició en 2013 cuando Federico Elaskar declaró en televisión haber sacado de Argentina millonarios fondos a través de empresas inscritas en Panamá. La denuncia volvió a la palestra después de que se hicieran públicos unos videos en los que se ve a varias personas contando grandes sumas de dinero y trasladándolas en bolsas, entre los que cuentan billetes se ve claramente al hijo de Báez y al contador Daniel Pérez, quien también fue detenido.

A Báez se le atribuye haber ingresado, a través de su hijo Martín, unos 5,1 millones de dólares en la sociedad denominada SGI Argentina, señala la orden judicial. “La sospecha de origen ilícito se deduce también de la importantísima cantidad de dinero, la forma de traslado y disposición en efectivo y el lugar escogido para ocultarlo y disimularlo”, se agrega en la orden de detención.

Lazo con expresidentes

Aunque el juez Casanello fue enfático al señalar que en este caso no tienen ninguna participación o lazo con la expresidenta Fernández, la relación entre este empresario de la construcción y los exmandatarios argentinos resulta evidente después de que Báez recibiera millonarios contratos de obra pública durante los gobiernos del fallecido Néstor Kirchner y su sucesora y esposa Cristina Fernández.

La diputada Elisa Carrió, afirmó que es “un gran día de justicia”, a propósito de la detención de Báez. “Se da después de muchos años que investigamos y denunciamos el saqueo”, escribió la parlamentaria en su cuenta de Twitter.

MN (efe, dpa, Reuters)

DW recomienda