1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

COI suspende a exatleta por sospechas de corrupción en Río

El namibio Frank Fredericks está siendo investigado por haber recibido supuestas comisiones para beneficiar a la ciudad brasileña en la elección de los JJOO de 2016.

El Comité Ejecutivo del COI anunció este martes (07.11.2017) la suspensión del exatleta namibio Frank Fredericks como miembro de dicho organismo. Esto, debido a las acusaciones de corrupción en la atribución de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 realizadas en Francia el pasado 3 de noviembre, donde la Justicia lo procesó por sus vínculos con el prófugo Papa Massata Diack, el hijo del expresidente de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), Lamine Diack. 

Fredericks, un exvelocista que ganó cuatro medallas de plata olímpicas entre 1992 y 1996, ya había dejado sus principales cargos en el organismo en marzo, después de ser acusado de recibir sobornos en el proceso de elección de Río 2016. Sin embargo, el avance de las investigaciones de la Justicia francesa la semana pasada obligó al comité ejecutivo del COI a dar un paso más.

"Considerando la gravedad y la urgencia de la situación y su impacto en la reputación del COI, el Comité de Ética decide suspender al Sr. Frank Fredericks de todos los derechos, prerrogativas y funciones que se derivan de su calidad como miembro del COI", dice una nota del máximo organismo olímpico divulgada este martes.

Respetar la presunción de inocencia

El diario Le Monde informó el pasado 4 de marzo que, según documentos de las autoridades fiscales de Estados Unidos, Papa Massata Diack transfirió en 2009 un importe de 299.300 dólares a una firma offshore de las Seychelles denominada Yemi Limited, que al parecer tendría relación con Fredericks. El pago está siendo investigado en el marco de posibles sobornos en la elección que ganó Río de Janeiro el 2 de octubre de 2009 en Copenhague.

El juez Renaud van Ruymbeke está desde finales de 2015 al frente de una investigación por la supuesta corrupción en la atribución de los Juegos de Tokio de 2020, pero el pasado verano se amplió a la de los de Río de Janeiro. La Comisión de Ética del COI enfatizó que, considerando el estado actual del archivo, "no está en posición de hacer una recomendación sobre el valor de los hechos" y llamó a respetar la "presunción de inocencia”.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda