1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Coalición bombardea Ramadi ante avances del EI

La ciudad, ubicada a escasos 100 kilómetros de Bagdad, fue tomada por las fuerzas radicales islamistas. Aviones lanzaron ataques contra posiciones del Estado Islámico.

Luego de la enorme ofensiva militar lanzada por el Estado Islámico que terminó con la bandera negra de los radicales ondeando en la ciudad de Ramadi, a escasos 100 kilómetros de Bagdad, aviones de la coalición internacional liderada por Estados Unidos lanzaron una serie de ataques contra posiciones de los yihadistas, de acuerdo a información proporcionada por la cadena de noticias CNN.

Los bombardeos tienen como objetivo limitar la capacidad de acción de las tropas insurgentes, y permitir que el Ejército de Irak se pueda rehacer sobre el terreno para continuar la lucha. En los combates perdieron la vida al menos 20 soldados iraquíes y un número indeterminado de hombres del EI. Los extremistas habrían ejecutado a unos 60 civiles en el centro de la ciudad, entre ellos niños y mujeres.

Las fuerzas de seguridad se replegaron tras duros enfrentamientos, lo que permitió el rápido avance yihadista. Ahora el Ejército anunció una contraofensiva que contará con la asesoría de militares estadounidenses. Si Ramadi queda completamente bajo el control de los radicales sería un “desastre mayor” para la seguridad de Irak, dijo a la agencia dpa el presidente de la Diputación provincial, Sabach Karchut.

Envío de ayuda

Los radicales también hicieron detonar la sede de la policía y de la gobernación de Al Anbar, además de asesinar a policías y civiles armados de las brigadas de defensa. La bandera del Estado Islámica fue izada en los edificios oficiales de la ciudad. Pese a esto, y a otros éxitos anotados por el EI en Siria, el comando militar estadounidense ha asegurado que la estrategia está funcionando y que los radicales están a la defensiva.

Por otro lado, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, habló con el primer ministro de Irak, Haidar al Abadi, sobre los progresos inesperados del EI en Ramadi. La autoridad iraquí pidió a Washington que apure la ayuda para armar a las fuerzas iraquíes, lo que fue aceptado. “Se incluirá el envío de armas pesadas, munición adicional y otros suplementos para las tropas de Irak”, informó la Casa Blanca en un comunicado.

DZC (Reuters, AP, dpa, EFE)

DW recomienda