1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Clinton lleva la cuestión de los inmigrantes a primer plano de la carrera electoral

La demócrata propone una reforma que otorgue la plena ciudadanía a los indocumentados. La comunidad latina reacciona entre el entusiasmo y el escepticismo. "Hemos escuchado antes esas promesas", resume una activista.

La aspirante a candidata demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, defendió hoy en un discurso que los aproximadamente once millones de indocumentados que viven ilegalmente en el país accedan a la plena ciudadanía sorprendió a la comunidad latina. En un discurso en Las Vegas (Nevada), Clinton aseguró este martes (06.05.2015) que, si llega a la Casa Blanca, no solo mantendrá las acciones ejecutivas del presidente actual, Barack Obama, sino que las expandirá y peleará por una reforma migratoria "total e igualitaria" que incluya una vía para obtener la ciudadanía.

Mónica Reyes, líder de la organización Dream Iowa, se mostró entusiasmada por el hecho de que la ex secretaria de Estado y ex primera dama "haya tomado una posición tan clara en apoyo de gente como yo y mi familia".

"Hillary Clinton acaba de abrazar a los inmigrantes y los temas migratorios de un modo tal que puede dar la vuelta a toda la carrera por la Presidencia en 2016", aseguró en un comunicado Frank Sharry, director ejecutivo de America's Voice, organización que defiende los derechos de los inmigrantes. Sharry aplaudió que Clinton, que "tenía reputación de ser demasiado cautelosa en los temas polémicos", haya puesto la reforma migratoria "como tema central de su campaña y haya adoptado una serie de posiciones que harán explotar las cabezas republicanas y estremecer a sus candidatos".

Manteniendo las reservas

En una columna de opinión, César Vargas, codirector de DREAM Action Coalition, aseguro que, pese al esperanzador anuncio de la candidata demócrata, se debe mantener la presión para que se articulen esas promesas y no pasar a ser "animadores" de la candidata demócrata. "La buena retórica no fue suficiente para evitar que el presidente Obama se convirtiera en un 'deportador en jefe' o que Bill Clinton dejara un legado que contribuyó a criminalizar comunidades inmigrantes", aseguró Vargas en el diario Daily News.

En opinión de Cristina Jiménez, directora de United We Dream, Hillary Clinton "se ha desmarcado de otros contendientes para la Presidencia que quieren que las familias inmigrantes sigan viviendo con el miedo a la deportación, al oponerse a acciones ejecutivas de alivio". "Pero hemos escuchado antes esas mismas promesas", matizó Jiménez, quien recordó que, de nuevo en 2016, los votantes latinos serán claves para decidir el resultado electoral.

LGC (EFE / dpa)