Ciudad fronteriza con Turquía a punto de caer en manos del EI | El Mundo | DW | 02.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ciudad fronteriza con Turquía a punto de caer en manos del EI

Kobani, que es custodiada por grupos de autodefensa kurdos, fue atacada por tres frentes por el Estado Islámico.

Imágenes divulgadas este jueves (02.10.2014) por el Estado Islámico muestran a algunos de sus combatientes a las puertas de Kobani, una ciudad kurda del norte de Siria que sufre el asedio de los radicales desde hace dos semanas, lo que ha provocado el éxodo de casi 300.000 personas. La población huye del EI, que ya ha tomado más de 300 pueblos en los alrededores de la sitiada ciudad, a la que atacaron esta jornada por tres frentes.

Los kurdos temen que si el Estado Islámico toma Kobani, provoque una enorme matanza entre la población civil que aún permanece en ella. Los combatientes de las Unidades de Protección Popular (YPG) se preparan para duros enfrentamientos calle por calle, en caso de que eso llegue a producirse. Los bombardeos lanzados por la coalición contra las posiciones del EI en el norte sirio no han logrado frenar su ímpetu. La crítica es que los ataques no se dirigen a las armas pesadas del EI, que los hacen superiores en el terreno.

Militantes kurdos advirtieron que las conversaciones de paz con Turquía llegarían a su fin si los insurgentes islamistas tomaban Kobani, en un intento por presionar a Ankara para que intervenga, lo que demuestra, además, los frágiles equilibrios que pueden destruirse si el radicalismo islámico, que ha decapitado a decenas de ciudadanos en su arrollador progreso hacia la frontera con Turquía, consigue su objetivo de tomar la ciudad.

“No abandonaremos nuestras ciudades”

Turquía tampoco parece hacer mucho por los miles de refugiados que han llegado a su territorio en busca de seguridad. “Nos fuimos (de Kobani) porque nos dimos cuenta de que esto sólo iba a ser peor”, dijo Leyla, una siria de 37 años al llegar al cruce fronterizo de Yumurtalik con sus seis hijos. “Vamos a volver mañana si el Estado Islámico se va. No quiero estar aquí. Ni siquiera había imaginado Turquía en mis sueños antes de esto”, sostuvo.

En los últimos combates murieron 16 militantes del EI y siete milicianos kurdos, de acuerdo a información del Observatorio Sirio de Derechos Humanos. El portavoz del Partido de la Unión Democrática (PYD, en sus siglas en kurdo), Nauaf Jalil, indicó que dentro de Kobani las fuerzas kurdas se preparan para combatir. “No abandonaremos nuestras ciudades, no nos marcharemos de Kobani hasta que no quede ningún guerrillero kurdo”, afirmó.

DZC (dpa, Reuters, EFE)