Ciudad de México: renovarse o morir | América Latina | DW | 20.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Hábitat III

Ciudad de México: renovarse o morir

La capacidad para enfrentar sus problemas depende no sólo de políticas públicas y obras de infraestructura y de transporte, sino de muchas iniciativas en toda la gran urbe. Aquí mostramos algunos proyectos destacados.

Entre los proyectos recientes que han sido impulsados en la Ciudad de México para paliar los graves problemas que sufre la gran urbe figura uno que busca resolver dos fenómenos que van de la mano: la falta de agua y el exceso del líquido durante la época de lluvias, que no es aprovechada y que pone en riesgo el sistema de drenaje, que se satura e incluso ha reventado ya.

Parque hídrico La Quebradora

La delegación Iztapalapa y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se han propuesto trabajar conjuntamente en la creación de un parque hídrico que captará agua de lluvia mitigando inundaciones, a la vez que suministrará de líquido a la población y permitirá que el agua se filtre gradualmente a los mantos acuíferos en el subsuelo.

En el proyecto ha trabajado un equipo interdisciplinario que ha estudiado a fondo las condiciones de un terreno de 40.000 metros elegido con este objetivo. La zona, que era originalmente lacustre, llena de manantiales y canales sufre ahora de inundaciones y escasez de agua.

"Propusimos a las autoridades crear un parque hídrico que cumpliera con funciones de recarga de agua al acuífero y de mitigación de inundaciones en toda la zona, porque el terreno se encuentra al pie de la sierra de Santa Catarina", afirma el urbanista Manuel Perló, director del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, que dirige el proyecto.  El académico destaca que en época de lluvias, miles de metros cúbicos de agua van al drenaje, que cuando se satura provoca inundaciones.

"Su función es evitar que el drenaje se sature o reviente, pues la ciudad es como una olla con montañas alrededor y el agua baja con una gran presión", dice Perló. El investigador destaca que es el primer proyecto de este tipo en la capital mexicana. Si fuera replicado en otras zonas supondría una respuesta al problema del agua y de inundaciones que sufre la gran urbe.

Metrobus in Mexiko City (Ehécatl Cabrera)

El sistema Metrobús recibió un reconocimiento de la organización británica World Leadership Forum en 2007.

 Metrobús, red de transporte rápido

Uno de los problemas más acuciantes de la Ciudad de México es la falta de una oferta de transporte público eficiente. El Metrobús, un sistema de autobús de transporte rápido, fue inaugurado en 2005 y cuenta actualmente con seis líneas que recorren 125 kilómetros alrededor de la capital.  El Sistema de Corredores de Transporte Público de Pasajeros del Distrito Federal, según el nombre oficial, continúa su expansión con la construcción de una nueva ruta que atenderá una de las zonas más conflictivas de la Ciudad de México.

Correrá de un extremo a otro, desde Indios Verdes, que alude a las estatuas de bronce de dos guerreros mexicas, que se han vuelto verdes por la humedad.  La estación se encuentra en uno de los extremos de la capital, una de las zonas más congestionadas de tráfico donde se encuentran los límites de la capital y el estado de Hidalgo, en el noreste del país. La ruta llegará al otro extremo de la CDMX: Santa Fe, uno de los recientes distritos, que comunican a la ciudad con Toluca, capital del estado de México, situada en el este.  Santa Fe es sede de universidades, colegios privados, compañías nacionales y extranjeras y fraccionamientos residenciales de reciente creación habitados por familias de nivel socioeconómico medio y alto. En esta zona se conforman embudos de tráfico diariamente.

El sistema Metrobús recibió un reconocimiento de la organización británica World Leadership Forum en 2007.

Mexiko-Stadt, gemischte Bilder - nicht asphaltierte Straße in Iztapalapa (DW/E. Cabrera)

El teleférico de Ecatepec, el primero no turístico del país, ofrece una solución para una zona con pendientes pronunciadas y supone la dignificación de colonias muy marginadas. 

Teleférico de Ecatepec

Debido a la alta densidad de población, el tráfico y un trazado urbano caótico, aunado a los desniveles del suelo, el uso de teleféricos es una solución para muchas ciudades en América Latina, incluyendo la Ciudad de México. En este caso, no propiamente en la capital, sino en un municipio en el estado de México, una de las 32 entidades que conforman la República Mexicana.

Ecatepec es tristemente conocido por la criminalidad. La localidad más poblada de la entidad, con un millón y medio de habitantes, lidera las cifras de feminicidios, homicidios y de marginalidad. Ahí fue inaugurado hace unas semanas el primer teleférico no turístico del país que conectará a sus habitantes con la capital. 

Con una extensión de 5 kilómetros que se recorren en menos de media hora, ahorrará tiempo a los usuarios. Se inspiró en el proyecto pionero en América Latina, el teleférico de Medellín, Colombia, que entre tanto cuenta ya con tres líneas en funcionamiento.  El urbanista, Víctor Hugo Hoffman, dijo al diario 'El País', que se trata de "un buen proyecto para esa zona y para todo el país, una solución para una zona con pendientes pronunciadas, que además supone la dignificación de colonias muy marginadas, pues evita trayectos largos, incómodos y peligrosos a bordo de microbuses".

Eva Usi