1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

Cine mexicano: Los herederos

Entre el 27 de agosto y 6 de septiembre se celebra la 65ª edición del Festival de Cine de Venecia. En la muestra paralela “Orizontti” compite el mexicano Eugenio Polgovsky con un documental de denuncia social

default

Eugenio Polgovsky, director del documental Los herederos.

El Festival de Cine de Venecia, fundado en el 1932, se ha convertido en uno de los festivales de cine más importantes del mundo. La sección Venezia Orizontti muestra las nuevas tendencias cinematográficas en las que se incluyen películas de ficción y documentales. Sólo dos películas hispanoparlantes compiten por el premio Orizzonti. Una de ellas es el documental Los herederos del director treintañero Polgovsky, que muestra la cruda realidad de la pobreza de los niños mexicanos en el campo. Niños que trabajan para sobrevivir. DW-WORLD conversó con el director.

DW-WORLD: Según leí viajaste por varios estados de México para observar la realidad de los niños campesinos. ¿Fue este viaje tu fuente de inspiración para decidirte a realizar el documental?

Filmszene Los Herederos

Niños haciendo duras tareas de adultos.

Polgovsky: Sí, sin duda. A raíz de ese viaje pude observar lo común que resulta que los niños trabajen en el campo. Me demoré tres años en hacer este documental. Y es un retrato de varios niños que hacen una diversidad de trabajos. Hay pequeños que realizan artesanías para sobrevivir. Otros menores emigran al norte del país. Estos son los llamados niños jornaleros que van a los cultivos de tomates y que viven en situaciones muy difíciles. El documental busca retratar el ciclo de herencia de las condiciones de pobreza que se repiten, porque los abuelos y los padres hicieron los mismos trabajos. Lamentablemente pasan las generaciones y los niños permanecen en condiciones precarias y no tienen acceso a la educación. Por lo general el niño interrumpe su ciclo escolar para ir a trabajar por tres meses. Esto es un hecho que retrata la realidad del campo mexicano. Los indígenas son los más pobres y los más desfavorecidos y esto se refleja en que los menores deben aportar dinero al ingreso familiar por necesidad, porque los padres solos no pueden mantener la casa.

¿Por qué prefieres el formato documental al de ficción?


Ambos formatos son mecanismos válidos para retratar la realidad. A través del documental puedo sustraer lo necesario y no tengo que modificar nada. Soy el espectador que se encuentra en el momento adecuado y que sólo debe documentar el momento.

¿Cuál es el propósito de tu documental? ¿Mostrar la infancia robada o crear conciencia a través de la denuncia de las injusticias de la pobreza rural?

Filmszene Los Herederos

Los niños trabajan en el campo como jornaleros.

Creo que en mi documental está todo resumido. Más que nada quiero mostrar la realidad de México. El que quiera le pone palabras de denuncia. Yo creo que más bien es dignificar la humanidad de los pequeños, mostrar su situación y las diferentes condiciones humanas de los niños con responsabilidades de adultos. Me interesa retratar lo difícil que resulta sobrevivir en el campo. Quiero mostrar que el progreso no se ha hecho notar tanto en el área rural a pesar de la globalización. El documental habla de la necesidad de la familia, ya que los padres deben apoyarse en los hijos. No todos los casos son iguales. Hay niños que trabajan haciendo artesanías, otros en cambio trabajan en condiciones bien duras, como los que están en las ladrilleras.

¿Tu película fue financiada con fondos de cine europeos?

Si exactamente. Primero postulé al Fondart, un Fondo de desarrollo de las Artes y la Cultura en México, pero me rechazaron el proyecto. Luego postulé al fondo holandés de fomento de cine Hubert Bals y al fondo Vision Sud Est, de Suiza, con gran éxito porque obtuve 20.000 euros para la producción de la cinta. Después obtuve 10.000 euros más, lo que para un documental pequeño está muy bien

¿Seguirás en la línea documental dentro de tus futuros proyectos?


Me interesan los dos géneros, sin embargo con el documental siento que navego de manera más natural. Me siento más en mi medio, porque puedo reaccionar rápido y es más espontáneo. En el formato ficción se trabaja mucho más.

En el 2005 hiciste el documental Trópico de Cáncer con el que ganaste varios premios. ¿De que trataba ese documental?

Filmszene Los Herederos

Niñas haciendo artesanías.

En Trópico de Cáncer los protagonistas son los habitantes del desierto de San Luis de Potosí, en México. En esta región habitan personas que sobreviven gracias a la caza de animales exóticos que después son vendidos a las orillas de la carretera. Hay un ciclo de lucha para sobrevivir. Claro, se destruye la fauna, pero no existe otra manera de sobrevivir porque las condiciones humanas son duras, aunque los automovilistas se encuentran con un zoológico fantástico. Este documental es un retrato del ciclo de la supervivencia de las familias en el desierto. Ganó nueve premios en el mundo. Entre ellos el Ariel de la Academia mexicana, el premio Seúl, Corea, y el premio Sundance entre otros.

¿Te gustaría cambiar algo del cine mexicano de hoy?

Pues sí. Me gustaría cambiar la distribución y exhibición de las películas. La ley del cine nos hace un flaco favor, porque es muy difícil que el cine mexicano sea visto en México. Las salas de cine están tomadas por el cine hollywodense. En el fondo no se pueden exhibir las películas nacionales. Hay 4000 salas de cine en México atestadas de cine de los Estados Unidos. Es muy injusta la manera de competir. El cine mexicano tiene todas las de perder.

DW recomienda

Enlaces externos