Cinco soldados de ISAF mueren en atentado en Afganistán | El Mundo | DW | 04.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Cinco soldados de ISAF mueren en atentado en Afganistán

Cinco soldados de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) de la OTAN murieron en un atentado con bomba en el sur de Afganistán.

Imagen de atentado suicida en Farah, Afagnistán.

Imagen de atentado suicida en Farah, Afagnistán.

La oficina del gobernador de Kandahar señaló que los soldados murieron en el distrito de Maiwand de esa provincia. El jefe de la policía de Kandahar, Abdul Razaiq, dijo a dpa se trata de ciudadanos estadounidenses.

En la región del sur están estacionados principalmente soldados de Estados Unidos, Canadá y Reino Unido. Hace unos días tres británicos murieron en un ataque similar.

Mientras tanto, el presidente afgano, Hamid Karzai, llamó hoy a los insurgentes talibanes a luchar contra los verdaderos enemigos de Afganistán, en una aparente referencia a Pakistán, después de que un soldado afgano muriera en choques fronterizos con el ejército del país vecino. Ello desató protestas antipaquistaníes.

Problema fronterizo se suma a conflicto con extremistas confesionales

"En lugar de matar a su propia gente y destruir su propio país, deberían apuntar sus armas contra lugares donde se conspira contra la prosperidad y el progreso afgano", dijo ante periodistas en Kabul. "(Los talibanes) Deben estar con el joven Mohammad Qasim, que cayó al defender este suelo", dijo en referencia al soldado muerto en el enfrentamiento fronterizo que tuvo lugar a lo largo de la conocida como "línea Durand", trazada en el siglo XIX por Reino Unido que atraviesa la región tribal pastún entre los dos países.

Pakistán la reconoce como frontera internacional, pero Afganistán la cuestiona y señala que el gobierno de Islamabad ha levantado nuevas instalaciones militares en suelo afgano cerca de la línea, que pide sean desmanteladas.

Las duras palabras de Karzai podrían empeorar las relaciones con el país vecino, a quien el Ejército afgano acusa de apoyar a los insurgentes talibanes.

Estados Unidos y sus aliados quieren que Pakistán ayude a mediar la paz entre el gobierno afgano y los talibanes, en un momento en que las fuerzas internacionales preparan su retirada del país.

JOV (dpa, Reuters)