1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Cifra récord de 750.000 personas pedirá asilo en Alemania en 2015

Alemania prevé recibir este año entre 650.000 y 750.000 peticionarios de asilo, un 70 % más del hasta ahora máximo histórico de 1992.

Una familia siria que llegó a la isla de Kos, espera llegar hasta Alemania.

Una familia siria que llegó a la isla de Kos, espera llegar hasta Alemania.

Las cifras se conocen antes de que el ministro del Interior, Thomas de Maizière, presente este martes, 18 de agosto, en Berlín las nuevas previsiones de refugiados para el conjunto del año, que en la revisión de primavera pasaron de 300.000 a unos 450.000, ante la actual avalancha de refugiados procedentes de los Balcanes Occidentales y Oriente Medio.

Sólo en los seis primeros meses del año llegaron a la primera economía europea 179.000 peticionarios de asilo y las cifras se han disparado durante el verano.

En comparación, el año como un mayor número de nuevas peticiones de asilo fue 1992, cuando debido a la crisis en los Balcanes 438.000 extranjeros llegaron a Alemania para solicitar asilo. "Nos exige, pero no nos desborda. Lo lograremos", dijo recientemente De Maizière sobre la capacidad alemana para acoger a los cientos de nuevos refugiados que llegan a su territorio a diario.

Merkel asume el problema al más alto nivel

El Gobierno, que va a celebrar una cumbre con los Länder en septiembre para abordar este problema, prepara una serie de medidas para afrontar la situación. Por un lado, Berlín ha doblado, hasta los 1.000 millones de euros, sus ayudas a municipios y estados federados para atender en sus necesidades básicas a los peticionarios de asilo, porque en principio es competencia suya asistir a los refugiados, pero muchos de estos entes están desbordados financieramente.

Por otro lado, Berlín estudia declarar países "seguros" varios de los Balcanes, con lo que sus ciudadanos no tendrían derecho a pedir asilo político en Alemania.

Además, ha iniciado campañas para advertir a los ciudadanos de los Balcanes en sus propios países que las posibilidades de obtener asilo en Alemania son muy reducidas (la aceptación no llega al 1 % para los ciudadanos de algunos países) y estudia reducir el dinero que se da a los peticionarios de asilo, pues lo consideran un atractivo para emigrar a su país.

JOV (efe, handelsblatt, dlf)