1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cierran el paso de refugiados a la estación de Budapest

Las autoridades húngaras están evitando la entrada de refugiados a la estación de trenes del Este de Budapest, después de que el lunes les permitieran acceder y subirse a bordo de trenes hacia Austria y Alemania.

La estación permaneció de Keleti permaneció este martes (1.9.2015) totalmente cerrada durante dos horas. Después fue reabierta, pero la Policía controla las entradas y no deja pasar a los refugiados. En un tren rápido que partió con destino a la ciudad alemana de Múnich no había ningún refugiado, informaron testigos. Previamente, la Policía había desalojado la estación, que se encontraba llena de refugiados.

El lunes, las autoridades húngaras suspendieron por sorpresa los controles en la estación, con los que se evitaba que se subiesen a trenes internacionales quienes no tuviesen un visado para Austria o Alemania.

Tras ello, unas 2.000 personas partieron hacia Viena y Múnich, y miles de personas ya llegaron al estado federado de Baviera. Pero esta mañana los policías volvieron a introducir los controles en los andenes para evitar el acceso de los refugiados a los vagones. Poco después cerraron la estación por completo.

Entre los cerca de 2.000 refugiados que se encontraban en la estación se produjeron pequeños tumultos. Algunos refugiados protestaron y pidieron que les dejaron viajar a Alemania, pero después los ánimos se fueron calmando.

Muchos refugiados llevaban semanas acampando en Keleti y protestando para que les permitieran continuar viaje hacia destinos como Alemania o países escandinavos, hasta que ayer cerca de un millar de ellos lograron subir a trenes hacia Occidente, después de que los agentes del orden se retiraran del lugar.

Refugiados gritaban "Alemania, Alemania"

Esta mañana, al ver cerrado otra vez el acceso a los andenes, unas doscientas personas protestaron gritando "Alemania, Alemania!", pero posteriormente también ellos abandonaron la estación, aunque la manifestación continuó en las afueras del edificio, indicó "hvg".

Los refugiados que permanecían en otras zonas de tránsito de la ciudad decidieron anoche trasladarse a Keleti para intentar subir a algunos de los trenes hacia Occidente. La policía austríaca estimó hoy que más de 3.650 inmigrantes pasaron solo ayer por la estación Oeste de Viena (Westbahnhof) en su camino rumbo a Alemania.

Hungría, que pertenece a la zona Schengen de libre tránsito comunitario, asegura que en lo que va de año han llegado más de 150.000 inmigrantes a su territorio. Hungría terminó el pasado fin de semana la construcción de una valla alambrada de metro y medio de altura y de 175 kilómetros de longitud en su frontera con Serbia, mientras que continúa con otra más sólida y de 4 metros de altura, cuyas obras se espera concluirán en noviembre.

CP (efe, rtr, afp)