Cientos de miles de seguidores acompañan cortejo fúnebre de Chávez | América Latina | DW | 06.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Cientos de miles de seguidores acompañan cortejo fúnebre de Chávez

Seguidores del extinto presidente se tomaron el miércoles las calles de Caracas para acompañar el cortejo fúnebre del líder venezolano que será supultado este viernes 8 de marzo.

Cortejo fúnebre de Chávez es llevado por seguidores por las calles de Caracas.

Cortejo fúnebre de Chávez es llevado por seguidores por las calles de Caracas.

La muerte de Hugo Chávez marca el fin de una era en el polarizado país que se prepara para una nueva contienda electoral en las próximas semanas. El mandatario falleció el martes en el Hospital Militar de Caracas a los 58 años, casi dos años después de que le diagnosticaran un cáncer en la pelvis que no le impidió ganar contundentemente un nuevo mandato para gobernar hasta el 2019. Pero la enfermedad le impidió asumir el cargo. Al igual que durante toda la enfermedad, el Gobierno fue parco con la información y no especificó las causas del deceso.

Un féretro cubierto con la bandera tricolor de Venezuela y adornado con coronas flores inició un lento recorrido por Caracas sobre un automóvil flanqueado por miembros de la guardia de honor presidencial, que se abría paso a duras penas en las atestadas vías capitalinas.

Cortejo fúnebre de Chávez es llevado por seguidores por las calles de Caracas.

Cortejo fúnebre de Chávez es llevado por seguidores por las calles de Caracas.

El vicepresidente Nicolás Maduro, su sucesor designado, caminaba al lado con una mano sobre el ataúd y la otra levantada con el puño cerrado. Vestido con la camisa deportiva de Venezuela.

Velorio en el lugar de sus inicios

Chávez será velado tres días en la Academia Militar, donde inició la vida castrense y que siempre consideró como su "alma mater", hasta que el viernes se celebre el funeral de Estado. Las lágrimas de rabia, frustración e impotencia se entremezclaban con dramáticas promesas de mantener viva a toda costa la revolución socialista del líder bolivariano, cuya controvertida figura generó amores y odios en toda la región.

"Siento que mi Comandante se fue feliz y estoy seguro de que con su lucha el pueblo despertó. Aquí vamos a estar rodilla en tierra y más nunca volverán", dijo Kimberly García, funcionaria de 39 años.

Aliados de Chávez, los primeros en llegar

A Caracas comenzaron a llegar al país los primeros presidentes que asistirán a las exequias, como la argentina Cristina Fernández, el uruguayo José Mujica y el boliviano Evo Morales, mientras el Gobierno seguía recibiendo mensajes de condolencia de todas partes del mundo, desde Estados Unidos a Siria, pasando por numerosos países de Europa y África.

Todavía no se ha informado en dónde reposarán sus restos mortales, que sus partidarios piden que sea enterrado en el Panteón Nacional al lado de Simón Bolívar, prócer de la independencia venezolana en el siglo XIX que el mandatario asumió como referente y guía de su proyecto político.

Las tomas aéreas trasmitidas en cadena de radio y televisión mostraron las principales avenidas de Caracas atestadas por una multitud vestida de rojo.

JOV (dpa, reuters)