Cientos de manifestantes desafían el toque de queda en Charlotte | El Mundo | DW | 23.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Cientos de manifestantes desafían el toque de queda en Charlotte

Cuando se hizo evidente que los manifestantes no abandonarían su protesta pacífica en las calles, la Policía renunció a imponer el toque de queda y esperó. Entretanto, un manifestante herido la víspera ha muerto.

En la militarizada localidad de Charlotte, en Estados Unidos, cientos de manifestantes desafiaron el toque de queda que regía desde la medianoche del jueves a viernes (23.09.2016), tras los disturbios registrados esta semana por la muerte del afroamericano Keith Lamont Scott a manos de la Policía.

Hacia la 01.30 hora local (05.30 GMT), y luego de que la Policía hubiese renunciado a imponer por la fuerza el toque de queda, la mayoría de personas dieron por terminada la tercera noche de protestas, que concluyó sin reportes de violencia o heridos entre civiles o policías.

Mientras tanto, el joven de 26 años que había resultado herido durante la manifestación del miércoles, falleció este jueves en un hospital a causa de las lesiones sufridas, reportó el diario Charlotte Observer citando a la policía.

Toque de queda y estado de emergencia

La alcaldesa de Charlotte, Jennifer Roberts, había decretado la medida para este miércoles (22.09.2016) a partir de la medianoche (04.00 GMT) y hasta las 06.00 hora local (10.00 GMT). Según Roberts, la medida "estará en vigor cada día" mientras la ciudad permanezca en estado de emergencia.

"Se prohíbe desplazarse por la calle, callejón, carretera o cualquier otra propiedad pública, excepto aquellos que estén buscando asistencia médica, comida o servicio necesario para el bienestar de sí mismos o sus familias", indicó Roberts en la proclama.

Medios locales publicaron una fotografía en la que se ve a la alcaldesa firmando en plena calle los documentos que autorizan el toque de queda sobre un automóvil del cuerpo de Bomberos.

Familia ve videos y rechaza versión policial

Las protestas estallaron el martes, después de que un policía matase a tiros al afroamericano Keith Lamont Scott, de 43 años, en el aparcamiento de un edificio de apartamentos en el que esperaba que su hijo regresara del colegio para recogerlo.

La Policía acusó a Scott de ir armado -en un estado en el que llevar una pistola es legal si se tiene permiso- y de suponer una "amenaza de muerte inminente" para los agentes, un relato que rechazan familiares y testigos.

Entretanto, la familia de Scott aseguró este miércoles que "tienen más preguntas que respuestas" tras ver los videos grabados del suceso, y pidieron que las imágenes se hagan públicas "inmediatamente".

Según los abogados de la familia, en los dos videos que pudieron ver del tiroteo, la víctima no muestra signos de agresividad y no se aprecia si empuña un arma, como aseguraron los uniformados en su reporte.

RML (efe, afp)

DW recomienda