Cientos de hombres se reúnen para aprender a seducir | Así es Alemania | DW | 19.09.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Cientos de hombres se reúnen para aprender a seducir

Cerca de 400 hombres procedentes de 25 países y con ganas de seducir a mujeres participan en la mayor conferencia internacional celebrada hasta la fecha sobre cómo ligar, que se celebra hasta este domingo en Ámsterdam.

default

"Amor" es el tema del caricaturista persa Hadi Heidari.

Seducir a una mujer es todo un arte y puede resultar difícil. El mundo de hoy y los nuevos papeles de género demandan un fuerte entrenamiento en la materia. Al menos eso es lo que piensa David Kipping, portavoz de la "Conferencia del Hombre Real", un encuentro de dos días dedicado al arte de la seducción.

La cita será el 20 y 21 de septiembre en el centro de convenciones RAI de Ámsterdam. Allí, unos 500 hombres recibirán el "know how" para acercarse a una mujer y llegar al objetivo final: entablar con ella una relación sexual íntima.

La llamada "Conferencia del Hombre Real" es la primera convención internacional dedicada exclusivamente al arte de seducir a una mujer. En este marco, catorce entrenadores ayudarán a los participantes a mejorar sus poderes de seducción. Entre los entrenadores figuran el holandés Tijn van Ewijk y los internacionalmente reconocidos Zen Perrion y Johnny Soporno.

Muchos hombres no saben cómo ganarse a una mujer

Perrion y Soporno han dado seminarios intensivos sobre el tema durante muchos años en Estados Unidos y otros países. Sus clientes son gente común, empresarios, académicos e incluso celebridades. "Muchos hombres hoy tienen un problema: no saben cómo ganarse a una mujer", indica Kipping. "En los viejos tiempos, los hombres solían aprender estas cosas de sus padres.

Era un proceso de iniciación masculina. Pero en la medida en que los progenitores se divorcian más que en décadas pasadas, los niños ya no tienen diariamente en frente a sus referentes masculinos". Kipping cita su propio ejemplo, con padres que se divorciaron cuando él tenía sólo diez años, pero igualmente reconoce que hay otros factores por los cuales un hombre a veces falla en conseguir una novia.

"Las mujeres se han vuelto financieramente independientes. Esto es bueno, pero también ha hecho que se volvieran más críticas cuando se les acerca un hombre. Ya no necesitan al hombre para sobrevivir", explica. "Hoy, sólo quieren estar con un hombre si ese hombre es divertido o si es interesante pasar el tiempo con él".

El temor a ser rechazado

Esto lleva a que el hombre de hoy sienta muchas veces temor a ser rechazado. Por ello, durante el entrenamiento se les dan herramientas sociales y comunicacionales para que se sientan más seguros. "De alguna forma, nuestro entrenamiento los beneficia en todos sus encuentros sociales, no sólo en los románticos".

El entrenamiento en el arte de la seducción es importante, dado que muchos hombres no tienen ni idea de cómo entablar una relación amorosa con una mujer. Según Kipping, hay un creciente número de hombres de treinta, cuarenta o cincuenta años que nunca ha tenido una relación de noviazgo real. "Mucha gente no quiere escuchar que no tiene ni idea de cómo acercarse a una mujer".

Kipping incursionó en el ramo de estos entrenamientos siguiendo su propia experiencia: "Tengo educación universitaria y soy un hombre atractivo. Pero no tuve una verdadera novia hasta los 30 años. Y fue un problema para mí. Era muy inseguro. Pensaba que no era atractivo para las mujeres".

Un día Kipping decidió que ya era suficiente, navegó por Internet y comenzó a buscar soluciones. "Comencé a participar en entrenamientos online para citas y en comunidades de Internet sobre cómo conocer mujeres".

El mundo de los “artistas de la seducción”

Pronto encontró el método promovido por Neil Strauss en su libro "The Game. Penetrating the secret society of pick-up artists" (El juego. Penetrando en la sociedad secreta de los artistas de la seducción).

En ese libro, el periodista y escritor Strauss, relata su inmersión en el entrenamiento para citas, haciendo que el lector siga su trayectoria desde un verdadero "nerd" con las mujeres a un especialista en citas con el sexo opuesto. Strauss siguió el método que le había enseñado un entrenador en citas llamado Misterio, que consiste en un proceso de tres pasos: atracción, comodidad y seducción. "Estos métodos realmente funcionan", dice Kipping. "Una vez que me familiaricé con ello, me volví más seguro".

Y adelanta un consejo: "Contrariamente a lo que mucha gente piensa, los bares y clubes nocturnos son definitivamente los peores sitios para conocer a alguien". En lugar de ello, traten de buscar sitios comunes, de la vida cotidiana, a plena luz del día. "Las posibilidades de encontrar un amor en el supermercado o en la oficina de correo son muy reales".

DW recomienda