Ciegas que identifican el cáncer de mama | Ciencia y Ecología | DW | 13.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Ciegas que identifican el cáncer de mama

Los médicos pueden reconocer nódulos de hasta dos centímetros de tamaño. Mucho más efectivas son las mujeres ciegas con un tacto desarrollado para reconocer cambios de pocos milímetros.

Una mujer se somete a la palpación de seno.

Una mujer se somete a la palpación de seno.

La falta o pérdida de la visión hace de las personas ciegas maestras en el manejo de sentidos. El tacto es justamente uno de los sentidos que los ciegos desarrollan marcadamente para suplir la ceguera. Así, se considera que son capaces de palpar los nódulos más pequeños en los senos de una mujer que quiere someterse al examen de cáncer de mama.

Conociendo la destreza de las mujeres ciegas, el ginecólogo alemán Frank Hoffmann, de Duisburgo, tuvo la idea de emplear a mujeres como “detectoras humanas” del cáncer de seno. Hoffmann creó entonces la organización “Discovering Hands” o Manos Descubridoras.

Miles de mujeres mueren cada año

Una oncóloga en la Universidad de Friburgo observa en la pantalla un carcinoma de seno.

Una oncóloga en la Universidad de Friburgo observa en la pantalla un carcinoma de seno.

En Alemania enferman, cada año, unas 74.000 mujeres de cáncer de seno. 17.000 de ellas mueren anualmente por dicho mal. A menudo empero, fallecen porque la enfermedad ha sido identificada demasiado tarde. En este país, como en otros, la mamografía y la ecografía son los métodos más comunes de identificación del cáncer.

Además, los centros sanitarios recomiendan a toda mujer practicarse el “autoexamen” palpándose regularmente los senos. Pero dos veces por año, tal examen debe ser practicado por un ginecólogo.

También hay paramédicos que practican exámenes, como Marie-Luise. Ella quedó ciega a sus 52 años como consecuencia de un glaucoma. Desde el 2008 Marie-Luise trabaja en el consultorio del médico Frank Hoffmann. Su preparación para ejercer el cargo duró nueve meses, durante los cuales estudió anatomía, terapias y diagnóstico, entre otras materias.

“La palpación de los senos la ejercitamos primero en modelos de plástico, en nosotras mismas y en nuestras maestras”, cuenta Marie-Luise Voll. Para su mejor examen, cada seno es dividido en cuatro zonas que las detectoras ciegas recorren con cada uno de sus dedos. Con esta delimitación, las mujeres pueden reportar al médico el lugar exacto de la anomalía.

No suple los métodos tradicionales

La experiencia con las mujeres ciegas entrenadas profesionalmente es alentadora: en 56 de 450 pacientes las mujeres ciegas identificaron nódulos cancerosos a través de la palpación; la misma cantidad que lograron médicos especializados. “Las mujeres ciegas son tan efectivas como los especialistas”, declara Hoffmann.

Pero a pesar de la efectividad de estas singulares especialistas, su examen no reemplaza las tecnologías tradicionales como la mamografía y la ecografía. Por ello el aporte de las personas ciegas a la identificación del cáncer de mama debe tomarse como un complemento. Además de que la paciente recibe así una mayor atención, pues las mujeres ciegas dedican a sus pacientes entre 30 y 60 minutos para el exhaustivo examen. Un factor psicológico importante que le quita el temor a muchas de las mujeres.

Un método para países en vía de desarrollo

Células deformadas de un tumor maligno de cáncer de mama.

Células deformadas de un tumor maligno de cáncer de mama.

La iniciativa “Discovering hands" creada en 2006 ha tenido tanto éxito que entretanto hay varios centros de entrenamiento en todo el país para mujeres ciegas “detectoras de cáncer de seno”. La idea está siendo apoyada también por la ONG "Ashoka". Esta organización promueve a los llamados “empresarios sociales” dándoles becas de estudios.

El médico Frank Hoffmann está convencido de que con la ayuda de mujeres ciegas se puede ayudar mucho a mejorar el diagnóstico precoz de cáncer en los países en vía de desarrollo. Además, se puede abrir una loable perspectiva de trabajo para muchas mujeres ciegas con valioso aporte a la salud de sus congéneres.

¿Y los hombres? ¿Serán incluidos en estas campañas? Aunque en menor grado, existe también el cáncer de mama en hombres y puede ser tan mortal como el de las mujeres.

Autora: Gudrun Heise / José Ospina-Valencia

Editora: Rosa Muñoz Lima

DW recomienda