1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

CIDH: investigación de narcotráfico esclarecería caso Ayotzinapa

Los expertos independientes de la CIDH que investigan las 43 desapariciones de Iguala apuntaron a una nueva línea de investigación, y se quejaron de filtraciones, fragmentación del expediente y fallas judiciales.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reveló que una nueva línea de investigación sobre el tráfico de drogas entre Iguala, México, y la ciudad estadounidense de Chicago ayudaría a esclarecer la desaparición de 43 estudiantes mexicanos en septiembre de 2014.

"El Grupo considera que esta información relativa a un caso judicial sobre tráfico de drogas entre Iguala y Chicago puede contribuir al esclarecimiento del caso", dijo la integrante del GIEI, Ángela Buitrago en conferencia de prensa.

El grupo destacó que ha realizado acciones para obtener nuevas informaciones sobre la hipótesis "del quinto camión", utilizado presuntamente por los estudiantes para dirigirse a un mitin la noche de su desaparición. El GIEI considera que esa línea podría aportar datos relativos a un caso judicial sobre el tráfico de drogas entre Iguala y Chicago. Los expertos no dieron más detalles de la línea de investigación en torno al presunto tráfico de drogas a través de autobuses de pasajeros por parte de bandas delincuenciales.

Fragmentación, fallas y filtraciones

Al dar a conocer avances del segundo periodo de trabajo en torno a la desaparición forzada de los 43 estudiantes de la escuela rural de Ayotzinapa, en Guerrero, los expertos destacaron que el caso se ha fragmentado y ha dificultado conocer la verdad. Denunciaron además filtraciones de la investigación.

Los expertos señalaron que la fiscalía y la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) no les dan acceso a las declaraciones de algunos de los detenidos, entre ellas las de Gildardo López Astudillo, líder de la banda criminal Guerreros Unidos o que las declaraciones no se encuentran asentadas en la investigación.

Según el informe, la declaración de estos posibles implicados y otras pruebas no se encuentran en el expediente del caso, sino en nuevas averiguaciones de la SEIDO y a las que el GIEI no ha tenido acceso.

Por su parte, la Fiscalía General de México respondió negando que el expediente del caso Iguala esté fragmentado y alegó que la unidad destinada al caso conoce todas las averiguaciones previas: "La investigación no está fragmentada. La Oficina de Investigación del Caso Iguala se encarga de la indagatoria de los hechos respectivos, mientras que la Subprocuraduría especializada en investigación de delincuencia organizada (SEIDO) conoce eventos relacionados con delincuencia organizada", destacó.

Los expertos, asimismo, solicitaron a la fiscalía investigar las filtraciones que se han hecho a medios sobre la desaparición de los estudiantes al señalar que algunas no "corresponden a la verdad que se dice en las declaraciones de los detenidos". En su informe, el grupo destacó que "la filtración de declaraciones sigue siendo un factor que genera confusión, pues generalmente se trata de informaciones que no han sido contrastadas".

RML (dpa, efe)

DW recomienda