1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Choques entre policía mexicana y normalistas en Guerrero

Los manifestantes avanzaban con la intención de boicotear los próximos comicios del 7 de junio. En Tixtla, los maestros protestaron por la cancelación de la reforma educativa.

Diez personas, dos manifestantes y diez policías, resultaron heridas hoy (03.06.2015) en un enfrentamiento de las fuerzas de seguridad con familiares de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala, que se dirigían a Chilpancingo, capital del sureño estado de Guerrero, en México, en medio de acciones para boicotear los comicios del 7 de junio. El enfrentamiento, en el que también estuvieron involucrados alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa, se inició al mediodía en la carretera que une el municipio de Tixtla con Chilpancingo, donde unos 300 policías bloquearon el paso de los manifestantes.

Los padres de los 43 jóvenes desaparecidos el 26 de septiembre pasado conversaron con un mando de la Policía Federal, el cual dijo que permitirían el paso a los manifestantes siempre y cuando no llevaran cubiertos los rostros. Los familiares no aceptaron y ello derivó en una confrontación que duró una hora y en la que al menos una persona resultó herida en la cabeza por el impacto de una bomba lacrimógena. Los alumnos bloquearon la carretera con un camión, el cual intentaron incendiar dentro de un túnel, y después regresaron a la sede de la Normal Rural de Ayotzinapa, donde estudiaban los 43 desaparecidos a manos de policías corruptos y miembros del crimen organizado.

Movilización de maestros

Mientras tanto, unos 300 personas maestros y policías comunitarios bloquearon el acceso al municipio de Tixtla, donde se estaba quemando propaganda electoral. Un profesor, que se identificó a la agencia de noticias Efe como Miguel Ángel, dijo que su protesta tiene como objetivo exigir la "aparición con vida de los 43 estudiantes y "la cancelación de la reforma educativa" promulgada en 2013 por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

"Vamos a impedir las elecciones" para que el Gobierno "cumpla esas exigencias", señaló y añadió que el bloqueo que realizan busca "impedir el ingreso de la papelería electoral" y de las fuerzas de seguridad federales. Miguel Ángel señaló que están "decididos" a que no haya comicios en Tixtla y tienen una estrategia "muy bien planeada" para impedirlos, a pesar del "acoso" por parte de las fuerzas de seguridad.

El próximo domingo más de 83 millones de mexicanos están convocados a las urnas para elegir 1.996 cargos, incluidos 500 diputados federales y los gobernadores de nueve estados, entre ellos Guerrero, estado donde queda ubicado Ayotzinapa. Tanto maestros como familiares de los desaparecidos se oponen a la jornada electoral, al considerar que se trata de una "farsa", porque no hay condiciones de seguridad y en ella participancandidatos presuntamente involucrados con el crimen organizado.

MS (efe/rtrla)