1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Choques armados en Michoacán dejan nueve personas muertas

Miembros del Ejército y civiles armados se enfrentaron en Apatzingán en dos incidentes relacionados con la toma de la alcaldía.

Un operativo de las fuerzas de seguridad mexicanas terminó este martes (06.01.2015) con nueve personas muertas y 44 detenidas. Todo comenzó de madrugada, cuando miembros del Ejército participaron en el desalojo de la alcaldía de Apatzingán, que se encontraba tomada desde el 22 de diciembre por civiles armados. Dos días más tarde, el encargado federal para Michoacán, Alfredo Castillo, dio la orden a la policía federal y el Ejército de asumir la seguridad en las localidades de la Mira, Apatzingán y La Ruana, para detener la violencia.

En los primeros días tras la “toma” de la alcaldía se informó que los responsables eran elementos de las exautodefensas, quienes exigían la detención del líder del cartel de los Caballeros Templarios, Servando Gómez. Sin embargo, el comisionado para Michoacán dijo este martes que no se sabía si eran exautodefensas o miembros de otros grupos vinculados al crimen organizado. Al momento del desalojo, había unas 80 personas en la alcaldía, la mitad armadas.

El comisionado Castillo informó que la primera víctima fue atropellada durante el desalojo. “A las tres de la mañana se hizo el operativo para detener a esta gente, en un primer enfrentamiento se detiene a 44 personas y se decomisaron 23 vehículos y 13 armas”, apuntó. “Posterior a este hecho, cuando el Ejército hace el traslado de los vehículos (decomisados), llega un grupo a recuperar las personas” y se produce otro choque armado “en el que murieron ocho personas”, todos civiles armados.

Conflictividad social

Según Castillo, el tema de Apatzingán responde a que “durante años el control total” de la población estuvo en manos de Los Templarios, “y hoy por hoy fueron varios grupos los que estaban con temas de grupos de presión o grupos de interés” y por eso se solicitó la ayuda del Ejército. “Pero esto ya no obedece a una cuestión de seguridad pública, sino de conflictividad social”, concluyó.

El comisionado insistió en asegurar que la situación de la seguridad en Michoacán ha mejorado desde que hace casi un año que el presidente Enrique Peña Nieto le encargó esa misión y que la inestabilidad se centra sobre todo en los tres municipios donde se ha encargado la seguridad únicamente a los efectivos federales. El operativo militar se vio obstaculizado por bloqueos viales realizados por personas afines a Los Viagras, un exgrupo armado vinculado a los Caballeros Templarios y la Familia Michoacana.

DZC (dpa, EFE)