Choque de trenes en Argentina: tres muertos y más de 300 heridos | América Latina | DW | 13.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Choque de trenes en Argentina: tres muertos y más de 300 heridos

Al menos tres muertos y más de 300 heridos dejó el choque de dos trenes en la localidad de Castelar, en los suburbios al oeste de Buenos Aires, en la mañana de este jueves, informaron las autoridades locales.

Al menos dos hombres y una mujer murieron, dijo el ministro del Interior, Florencio Randazzo. El Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires informó que 315 personas afectadas por el accidente fueron atendidas en los hospitales cercanos a Castelar, de las cuales 272 ya recibieron el alta médica. En tanto, 38 heridos quedaron internados, cinco de ellos en terapia intensiva.

La colisión se produjo a las 07:07 horas (10:07 GMT) entre dos formaciones que circulaban en la misma dirección (hacia el oeste), a pocos cientos de metros de la estación de la ciudad de Castelar, a unos 30 kilómetros al oeste de la capital argentina. Los dos convoyes se dirigían de Once hacia la estación terminal de Moreno, unos 40 kilómetros al oeste de Buenos Aires. Uno de ellos embistió por atrás al otro, que se encontraba detenido, informó la línea Sarmiento en un comunicado oficial. El primer vagón del tren en movimiento se incrustó en el último del que estaba detenido. También chocaron entre sí varios vagones por efecto de la fuerte colisión.

"Se apagó la luz de golpe y fue como una explosión. Me imaginé que fue otro tren que había chocado", dijo a los periodistas un joven llamado Germán, a la salida del hospital donde fue atendido por heridas leves."Fue el golpe, el ruido y después muchos gritos. El tren en el que yo venía andaba muy rápido", narró en tanto Máximo, tras ser atendido en el hospital de la localidad de Haedo. "Había muchos pasajeros graves", lamentó. "Se oyó un ruido muy fuerte y todos se empezaron a caer, y otra gente estaba conmocionada y llorando", relató una joven que viajaba en el tren aseguró. "Los trenes quedaron aplastados como una latita de gaseosa", dijo otro pasajero.

Al menos dos hombres y una mujer murieron, y 315 personas sufrieron heridas.

Al menos dos hombres y una mujer murieron, y 315 personas sufrieron heridas.

¿Problemas de frenos?

Bomberos, policías y personal de Defensa Civil trabajaron durante un par de horas para rescatar a los pasajeros que habían quedado atrapados entre los hierros de los vagones.Decenas de ambulancias atendieron a los heridos que yacían en los alrededores de la zona del accidente. En el punto del impacto, dos vagones quedaron incrustados uno sobre el otro; otros quedaron descarrillados por el choque.

El delegado ferroviario Rubén Sobrero advirtió en tanto que el tren de doble piso que embistió al otro ferrocarril detenido tenía problemas de frenos. "Siempre tuvo problemas. Lo veníamos denunciando desde hace bastante tiempo", afirmó el dirigente sindical.Sin embargo, la compañía que opera la línea ferroviaria Sarmiento, donde ocurrió la colisión, dijo en un comunicado que el conductor del tren en movimiento no respetó tres señales de "peligro" para que detuviera la formación y descartó problemas con los frenos.

La Unidad de Gestión Operativa de las líneas Mitre y Sarmiento (UGOMS), a cargo del Estado argentino, informó en un comunicado que "la formación Chapa 1 (que fue la que chocó a la otra, Chapa 19) tuvo una intervención profunda recientemente, con una reparación general de bogies (pares de ruedas montados sobre ejes próximos), renovación total del sistema de frenos Knorr-Bremse y reparación de equipos eléctricos, entre otros trabajos menores". UGOMS subrayó además que "el sistema de señales funcionaba al momento del accidente".

Decenas de ambulancias atendieron a los heridos que yacían en los alrededores de la zona del accidente.

Decenas de ambulancias atendieron a los heridos que yacían en los alrededores de la zona del accidente.

Otra vez, ¿siniestro o accidente?

El ministro de Transporte anticipó que el gobierno buscará determinar si el choque fue "un siniestro o un accidente". Randazzo hizo "un llamado a la responsabilidad y la cautela porque estamos ante un hecho muy grave, queremos determinar si estamos delante de un siniestro o un accidente. Si se pudo evitar no fue un accidente y habrá uno o más responsables", declaró en la Casa de Gobierno en Buenos Aires.

El sistema ferroviario argentino, en crisis por décadas debido a la baja inversión, transporta diariamente a millones de personas, especialmente entre Buenos Aires y su periferia. Este choque se produjo en la misma línea ferroviaria en la que se registró otra tragedia el 22 de febrero de 2012, cuando un tren chocó contra el paragolpes de la terminal del barrio porteño de Once, en la que murieron 51 personas y más de 700 sufrieron heridas.

En aquel momento, la línea Sarmiento era operada por la empresa de Trenes de Buenos Aires (TBA). El gobierno nacional le quitó luego la concesión a TBA y se hizo cargo a través de la Unidad de Gestión Operativa de las líneas Mitre y Sarmiento. Directivos de TBA, así como ex funcionarios del área de Transporte de los gobiernos kirchneristas serán llevados a juicio oral por su presunta responsabilidad en aquella tragedia.

En esta ocasión, el Gobierno, acusado por la oposición y sindicalistas por el mal estado de la red ferroviaria, decidió suspender el funcionamiento de la línea Sarmiento por 24 horas para realizar peritajes.

rml (dpa, reuters)