CHIO: el mundo de la hípica, en Aachen | Mundo animal | DW | 25.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Mundo animal

CHIO: el mundo de la hípica, en Aachen

Cada año se junta la alta sociedad de la hípica en el torneo CHIO, en Aachen. Se trata del mayor encuentro ecuestre del mundo, donde todo jinete que se precie "tiene que ganar al menos una vez".

Más de 350 jinetes de 30 países, más de 550 caballos, y casi 400.000 espectadores en un evento de 10 días de duración: el torneo CHIO (Concours Hippique International Officiél, Concurso hípico internacional oficial en francés), que comienza hoy en Aachen, es sin duda un megaevento. El mayor encuentro ecuestre del mundo atrae a las masas a los Soers, las praderas al norte de Aachen en las que la sociedad ecuestre Aachen-Laurensberger celebra el CHIO.

A pesar de la afluencia, no es ello lo que hace al CHIO especial, según el director del torneo Frank Kemperman: “Los espectadores son lo realmente especial en este evento, el ambiente en Aachen con la enorme audiencia que apoya a todos los jinetes, ya sean alemanes, o de cualquier otra procedencia. La gente está ilusionada, les encanta este deporte. Es una ocasión realmente única.”

Una ocasión única – también desde el punto de vista legal. La Sociedad de Jinetes Mundial FEI solo permite organizar un evento de este tipo en cada uno de sus países miembros. Por ello, el CHIO es el único torneo hípico oficial en Alemania en las cinco disciplinas de este deporte: salto, doma clásica, concurso completo, enganches y volteo. El punto álgido del encuentro son la entrega del premio nacional de salto y doma clásica y la del gran premio de Aachen en salto de obstáculos.

Reitstadion in der Aachener Soers

Un ambiente especial: el estadio hípico de los Soers, las praderas del norte de Aachen

Un torneo de alcance internacional

El estadio hípico acoge a unos 40.000 espectadores, y la competición se retransmitirá asimismo por televisión en 140 países. El CHIO comenzó a celebrarse en Aachen en 1923, y esta tradición también contribuye a que este torneo sea tan atractivo para los seguidores de la hípica. “Los jinetes siempre dicen que en Aachen hay que ganar al menos una vez”, dice Kemperman. “En tenis, el encuentro obligatorio es Wimbledon. En hípica, es Aachen”.

El director de 55 años natural de Holanda se ocupa de la organización del torneo durante todo el año, junto con su jefe de marketing Michael Mronz y un equipo fijo de 24 empleados. “La gente siempre piensa que tengo 50 semanas de vacaciones al año, pero de eso nada”, sonrie Kemperman, que además de ello tiene un puesto en la junta directiva de la FEI y dirige desde ahí el comité técnico de doma clásica. “Siempre planeamos mirando al futuro. No solo 2014, sino también 2015, cuando deberemos organizar el campeonato europeo. Siempre hay que ver cómo podemos mejorar las cosas”.

Estrellas y fortunas

Frank Kemperman Chio Turnierdirektor

Frank Kemperman: “Los jinetes siempre dicen que en Aachen hay que ganar al menos una vez.”

Como cada año, el CHIO cuenta este año con un país invitado: en esta ocasión se trata de Dinamarca. El país escandinavo tendrá como representante a su princesa heredera Mary Elizabeth. Además, también estará presente el embajador de Unicef y ex-actor famoso por su papel de James Bond Roger Moore, así como las personalidades políticas alemanas Guido Westerwelle y Ursula von der Leyen.

Tan distinguida como la lista de invitados es la suma en metálico para el total de premios de este año: 2.670.000 euros, una cantidad impresionante en comparación con los 1.800.000 euros del año pasado, según informó el jefe de marketing del CHIO Michael Mronz. “El total de los premios destaca la importancia del torneo de Aachen”, explicó Mronz. Solo el Gran Premio en la categoría de Salto este año ya llega al millón de euros, casi cuatro veces más que el importe del premio del año pasado.

Autor: Andreas Sten-Ziemons / Lydia Aranda Barandiain
Editor: Enrique López

DW recomienda