1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

China y Estados Unidos confían en la desnuclearización de Corea

Xi Jinping habla de un "momento bisagra" y espera que la "transición" hacia la administración Trump transcurra sin complicaciones.

Los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de China, Xi Jinping, afirmaron en Lima su deseo de que sus países puedan estrechar su relación bilateral en los próximos años con un acercamiento en temas en los que todavía difieren, como negocios, innovación y derechos humanos. Obama expresó la "fuerte oposición a las provocaciones de Corea del Norte" por parte de los dos. Además, ambos líderes, según un comunicado de la Casa Blanca, reafirmaron su "firme propósito" de conseguir la desnuclearización de la península de Corea.

Obama y Xi se reunieron este sábado (19.11.2016) en el Hotel Marriott de Lima por última vez como presidentes de las dos principales economías del mundo, en el marco de la Cumbre de Líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), que concluye este domingo. Sin mencionar directamente al presidente electo de EEUU, Donald Trump, Xi dijo que la relación bilateral está en un "momento bisagra" y que espera que haya una "transición" sin complicaciones.

"La relación entre los dos países es la más consecuente en el mundo. Sigo creyendo que una relación constructiva entre Estados Unidos y China no solo beneficia a nuestros pueblos, sino también al mundo entero", enfatizó, por su parte, Obama. El presidente estadounidense recordó que el de hoy fue su noveno encuentro con su homólogo chino, al que acudió con la expectativa de mantener una conversación sincera sobre asuntos en los que todavía difieren.

"Hemos demostrado lo que es posible cuando nuestros países trabajan juntos. En particular, Estados Unidos y China jugaron un rol principal en presionar al mundo para enfrentar el cambio climático", detalló Obama. El mandatario norteamericano señaló que ambos países enfrentan ahora la tarea de asegurarse de que sus economías inician una transición hacia un modelo más sostenible, en concordancia con los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

LGC (EFE/dpa/Reuters)

DW recomienda