China podría autorizar salida de disidente | El Mundo | DW | 04.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

China podría autorizar salida de disidente

Chen Guangcheng puede realizar los trámites para viajar a Estados Unidos como estudiante, afirma el ministerio chino de Exteriores.

El temor por el futuro del disidente ciego Chen Guangcheng se relajó algo hoy, después de que el gobierno de Pekín le comunicara que podría autorizar su salida del país para estudiar en el extranjero.

Previamente, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, que se encuentra de visita en China, se había reunido por separado con el presidente y jefe del partido, Hu Jintao, y con el primer ministro, Wen Jiabao.

Al mediodía (local), dpa consiguió hablar por teléfono con Chen, que se encuentra en un hospital, y éste pidió desesperado que su familia reciba protección. "Estoy en grave peligro", afirmó el disidente, de 40 años.

Nervioso y asustado, Chen Guangcheng afirmó que en el Hospital de Chaoyang no le permiten ver a los funcionarios estadounidenses. "Ellos intentan entrar en el hospital, pero no los dejan", indicó. El activista reiteró su deseo de viajar a Estados Unidos, pero no de pedir asilo. "Estoy en grave peligro. ¡Por favor haga conocer la noticia sobre mi situación! ¡Por favor!"

Unas dos horas después, el Ministerio del Exterior chino se mostraba conciliador. "Chen Guangcheng está recibiendo tratamiento en el hospital", dijo el portavoz Liu Weimin. "Si, como ciudadano chino, quiere estudiar en el extranjero, puede, como cualquier otro, realizar los trámites necesarios a través de los canales normales".

El caso del abogado ciego se ha convertido en un auténtico conflicto diplomático entre China y Estados Unidos, que además suma presión a la campaña de Barack Obama por su reelección a la Casa Blanca.

En la noche del jueves el disidente tuvo acceso a una comunicación telefónica con el Congreso estadounidense y dijo que le gustaría viajar a Estados Unidos y reunirse con Clinton en Pekín. "Espero recibir más ayuda de ella. Además quiero agradecerle personalmente", expresó.

Chen Guangcheng explicó que el gobierno chino le garantizó que si abandonaba el miércoles la embajada norteamericana, se respetarían sus derechos, entre ellos el de viajar al extranjero.

El activista, que hasta ahora nunca había querido dejar su país, argumentó que ha cambiado de opinión por temor a lo que pueda ocurrirle a él y su familia. Su mujer recibió numerosas amenazas y las autoridades usaron a su familia para presionarlo y hacerlo salir de la embajada, aseguró.

Por su parte, los medios estatales chinos replicaron que Chen Guangcheng se ha convertido en "un instrumento de fuerzas malintencionadas" que trabajan contra el sistema político chino.

El embajador estadounidense en Pekín, Gary Locke, declaró al canal CNN que apoyarán al disidente "en todos los pasos de su camino".

El candidato presidencial republicano Mitt Romney criticó el manejo de la administración Obama en el caso. Durante un evento de campaña en Virginia, Romney sugirió que funcionarios estadounidenses buscaron que Chen abandonara rápidamente la embajada ante la visita de Clinton y del secretario del Tesoro Tim Geithner.

"Si estos reportes son ciertos, éste es un día oscuro para la libertad", aseveró Romney. "Y es un día de vergüenza para la administración Obama".

Durante el diálogo de Chen con los congresistas, el legislador Christopher Smith, que lidera la comisión ejecutiva del Congreso sobre China, le dijo al activista que su caso es una "prueba" tanto para las promesas chinas como para saber "si los derechos humanos realmente importan" en Estados Unidos.

Fuente: DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda