1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

China libera al activista sueco Peter Dahlin

El Gobierno chino ha puesto en libertad y deportado a Peter Dahlin, cofundador de la ONG "China Action", quien se encontraba detenido en el país desde principios de mes acusado de poner en riesgo la seguridad del Estado a través de su organización, según confirmó la Embajada de Suecia en Pekín.

La liberación de Dahlin, de 35 años, se produce tras un "contacto frecuente entre el Ministerio de Suecia y los representantes chinos", señala un comunicado de la ministra de Exteriores sueca, Margot Wallström.

Dahlin desapareció cuando acudía al aeropuerto de Pekín el 3 de enero para tomar un vuelo a Tailandia junto a su novia, de nacionalidad china y cuyo paradero aún se desconoce, y las autoridades confirmaron diez días después su detención, que se produjo en medio de una campaña de represión inédita contra abogados de derechos humanos.

Wallström confirma que, de momento, Dahlin ha podido ya "reunirse con su familia en Suecia", sin precisar cuando. El sueco, cuya ONG promueve el desarrollo del estado de derecho en China, apareció en la cadena nacional de la televisión china CCTV la semana pasada para confesar que había "violado la ley china" y "causado daño al Gobierno chino", entre otras cosas.

Varios miembros de su organización consideraron la confesión, que suele suponer un atenuante de la condena en el sistema judicial chino, como "falsa" y "absurda". La CCTV argumentó entonces que el ciudadano sueco trabajó en China como una especie de agente extranjero para minar el poder del Partido Comunista de China y atentar contra la seguridad del Estado.

Además, las autoridades chinas acusaron a Dahlin de recibir dinero no declarado a través de su ONG y de llevar a cabo actividades irregulares en conexión con el bufete local Fengrui, perseguido por Pekín y conocido por defender importantes casos de derechos humanos.

De momento, se desconoce si se han retirado los cargos contra Dahlin, cuyo caso y los de otros contra ciudadanos comunitarios despertaron la preocupación de la delegación de la Unión Europea (UE) en China (efe).