China convoca al embajador de EE. UU. tras acusaciones de espionaje | El Mundo | DW | 20.05.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

China convoca al embajador de EE. UU. tras acusaciones de espionaje

China convocó al embajador estadounidense en Pekín para protestar formalmente por acusaciones de ciberespionaje presentadas por Washington contra cinco militares chinos, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El viceministro de Exteriores Zheng Zeguang llamó al embajador Max Baucus como reacción a las acusaciones presentadas el lunes por el fiscal general estadounidense, Eric Holder, quien aseguró que los cinco militares chinos habían llevado a cabo espionaje industrial.

El portavoz del ministerio, Qin Gang, rechazó las acusaciones y aseguró que China es una víctima del ciberespionaje estadounidense y no al revés. "China es una víctima del robo cibernético, el pinchazo telefónico y las actividades de vigilancia estadounidenses", dijo Qin.

Holder anunció acusaciones de espionaje contra cinco miembros del Ejército Popular Chino destinados en Shanghai. Es la primera vez que Estados Unidos demanda a otro país por ciberespionaje.

Cargos “ficticios”

Qin respondió que los cargos son "totalmente ficticios, extremadamente absurdos" e informó que Pekín suspendía las actividades en el grupo de trabajo conjunto sobre ciberseguridad debido a la "falta de sinceridad" por parte de Washington.

"Gran cantidad de información hecha pública muestra que importantes instituciones estadounidenses han estado llevando a cabo intrusiones cibernéticas, pinchazos telefónicos y actividades de vigilancia contra departamentos del gobierno chino, instituciones, compañías, universidades e individuos", se quejó el portavoz, que hizo un llamado a Estados Unidos para que "corrija de inmediato sus errores y retire la acusación".

Holder había afirmado el lunes que el espionaje estadounidense solamente sigue objetivos de seguridad nacional y nunca se hacía por motivos económicos. El Departamento de Justicia acusó a los hackers chinos de entrar en las computadoras de la mayor acerera estadounidense, la mayor constructora de plantas nucleares y otras organizaciones. Los cargos presentados por Holder implican penas de entre cinco y 15 años de cárcel.

CP ( dpa, rtr)