China acuerda con EE. UU. devolución de dron submarino | El Mundo | DW | 18.12.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

China acuerda con EE. UU. devolución de dron submarino

El pasado 15 de diciembre, un buque chino capturó una sonda submarina no tripulada en aguas del Mar de China Meridional, que según EE.UU. realizaba labores de investigación oceanográfica a cargo de la Armada de ese país.

Unterwasser Drohne chinesisches Meer Navy Marine China (Reuters /U.S. Navy)

El barco de reconocimiento oceanográfico, USNS Bowditch, el cual desplegó el dron submarino incautado por un buque de guerra de la Armada china en aguas internacionales del Mar de China Meridional.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos aseguró hoy (17.12.2016) que llegó a un "entendimiento" con Pekín para que procedan a la devolución de un dron submarino estadounidense capturado por la Armada del país asiático el pasado jueves en aguas del Mar de China Meridional.

"A través de contacto directo con las autoridades chinas, nos hemos asegurado un entendimiento de que devolverán el vehículo submarino no tripulado a Estados Unidos", indicó en un comunicado el portavoz del Departamento de Defensa, Peter Cook. "Expresamos nuestra objeción por la captura ilegal de China de un vehículo submarino no tripulado de Estados Unidos que operaba en aguas internacionales en el mar del sur de China", agregó.

China responde

El Ministerio de Defensa de China dijo que la captura se debió a motivos de seguridad y confirmó que devolverá el aparato en respuesta a la petición del Pentágono.

"Para evitar que el dispositivo causara perjuicios a la seguridad de la navegación o el personal de los barcos que pasaban por el lugar, un barco chino verificó y examinó el dispositivo de forma profesional y responsable", indicó la agencia de noticias Xinhua citando al Ministerio de Defensa.

Tras la revisión, el dispositivo fue identificado como un drone submarino de Estados Unidos, anunció más tarde el portavoz del Ministerio de Defensa chino, Yang Yujun, según Xinhua. "La parte china ha decidido entregarlo a Estados Unidos de forma apropiada", añadió. Las "especulaciones públicas unilaterales" de Estados Unidos no fueron apropiadas y no ayudaron a solucionar el tema, indica la declaración.  "Lo lamentamos", añadió Yang.

Recolección de información oceanográfica

Estados Unidos exigió el viernes la devolución del dron, que, según datos del Pentágono, recolectaba información oceanográfica militar como parte de "operaciones de rutina" en el mar del sur de China, cerca de Filipinas, cuando fue interceptado por un navío de la Marina china.

China había señalizado hoy su intención de buscar una solución al incidente en cooperación con Estados Unidos. "Hasta donde sabemos, las partes china y estadounidense están trabajando para tratar el caso a través de canales militares bilaterales", comunicó el Ministerio de Exteriores en Pekín. Un portavoz del Ministerio de Defensa chino dijo que el dron fue capturado por razones de seguridad y fue evaluado de manera "profesional y responsable".

Las autoridades chinas cuestionaron duramente a Estados Unidos y consideraron "inapropiada su decisión unilateral de dramatizar el asunto durante el proceso". "China se opone firmemente (a las actividades de vigilancia estadounidenses) y demanda que Estados Unidos suspenda estas actividades. China seguirá estando alerta ante las actividades del lado estadounidense y tomará las medidas necesarias en respuesta", añadió el vocero.

"Un acto sin precedentes"

El presidente electo estadounidense, Donald Trump, volvió a utilizar la red social Twitter para opinar sobre el incidente. "China ha robado un dron de investigación de la Armada estadounidense en aguas internacionales. Lo saca del agua y se lo lleva a China en un acto sin precedentes", dijo Trump.

Las aguas del Mar de China Meridional han sido escenario de varios momentos de tensión entre patrullas aéreas o navales estadounidenses y chinas. El más serio ocurrió en 2001 cuando un avión espía estadounidense se vio forzado a aterrizar en la isla de Hainán tras colisionar con un caza de ese país, mientras que la tripulación fue mantenida en custodia de las autoridades de China durante varios días.

FEW (EFE, dpa)

 

 

DW recomienda