1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Chimpancés intercambian comida por sexo, dice Instituto alemán Max Planck

Comida a cambio de sexo: las chimpancés hembras se aparean más a menudo con compañeros que comparten con ellas de forma regular el alimento, según los investigadores del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig. Sus conclusiones se publican en la revista estadounidense "PLoS ONE" (Vol. 4, e5116). Los autores Cristina M. Gomes y Christophe Boesch observaron a chimpancés en el Parque Nacional Tai de Costa de Marfil. "Nuestros resultados muestran claramente que los chimpancés que viven en libertad intercambian comida por sexo, también a largo plazo", dijo Gomes. Los machos que no comparten su comida no se aparean tan a menudo, mientras que los que sí lo hacen duplican su éxito con las hembras. "Las hembras a las que les resulta difícil cazar pueden aumentar su ingesta de calorías sin tener que someterse al enorme desgaste de energía y los riesgos de resultar heridas que implica una cacería", escribe Gomes, que observó a un grupo de chimpancés durante 3.000 horas y registró en ese lapso 90 intercambios exitosos de "comida por sexo".

"Hay cada vez más indicios de que los chimpancés diferencian en su mente pasado y futuro y que eso determina su comportamiento presente", indicó Boesch. Los resultados influirán en los conocimientos sobre las relaciones entre hombres y mujeres. Y habrá que analizar si en las sociedades de cazadores que aún existen también hay una relación entre el éxito alimenticio y la reproducción. Investigadores escoceses habían descubierto ya en Guinea Occidental que los chimpancés machos en estado salvaje buscan frutos especialmente codiciados en campos o jardines para llevárselos como regalo a su pareja. Luego de ello se imponen a veces incluso como el macho-alfa de la manada, según observó el equipo de Kimberley Hockings, de la Universidad de Stirling, también en "PLoS ONE". El comportamiento osado es al parecer una de las características más apreciadas por las hembras y poseer frutas codiciadas como por ejemplo papayas aumenta aún más el atractivo del macho. dpa / jov