1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Chile presenta memoria de demanda contra Bolivia por Silala

La presidenta Michelle Bachelet argumentó que su país cuenta con las herramientas suficientes para demostrar que el Silala es un “río internacional”.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, recibió este lunes (03.07.2017) una copia de la memoria que ese país sudamericano presentó ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya por la disputa que mantiene con Bolivia por las aguas del río Silala. De acuerdo con la postura de Santiago, el Silala es un río internacional y tanto Bolivia como Chile tienen derecho a hacer uso de sus aguas, como en la práctica ha ocurrido desde hace más de un siglo.

 

Más información:

-Bolivia invita formalmente a Bachelet al Silala

-Chile rechaza "disposición de Bolivia a derramar sangre”

 

Sin embargo, Bolivia afirma desde hace casi dos décadas que el Silala es una reserva hídrica de aguas subterráneas que fue canalizada artificialmente hacia territorio chileno por efecto de un acuerdo firmado en 1908 que ya expiró. Esas aguas se usaban para alimentar antiguas locomotoras a vapor de un ferrocarril controlado por la empresa anglo-chilena Bolivian Antofagasta Railway.

Precisamente para zanjar este tema, Chile decidió demandar a Bolivia, luego de que el gobierno de Evo Morales amenazara con hacer lo propio. Bachelet dijo este lunes que "Bolivia no puede pretender apropiarse de aguas que son compartidas", y afirmó que su país dispone "de evidencia geológica e hidrológica para afirmar que el Silala es un río internacional”.

Memoria y contramemoria

En la misma línea, la mandataria chilena sostuvo que "el dato más claro es que la topografía del lugar baja desde los 4.400 metros en Bolivia hasta los 4.200 en nuestros país por lo que el agua solo puede correr hacia Chile”. Bachelet recalcó que con este paso se está "cumpliendo una etapa del proceso judicial” y reiteró que su país intentó siempre resolver el problema por la vía diplomática, "pero no se pudo”. En esa línea la apoyó su ministro de Exteriores, Heraldo Muñoz, quien sostuvo que se intentó durante varios años negociar "un uso razonable y equitativo" del Silala, pero Bolivia "siempre se retiró de las conversaciones".

Después de la entrega de la memoria chilena, Bolivia tiene un plazo de un año para presentar la contramemoria en La Haya. Después la corte deberá fijar las fechas para una eventual réplica y dúplica. Al respecto, el presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció que su país no objetará la competencia de la Corte de La Haya y que su gobierno preparará la contramemoria.

Bolivia y Chile -que no tienen relaciones a nivel de embajadores- están enfrentados en la misma corte por una demanda marítima mediante la cual el Gobierno de Morales busca que ese tribunal declare que Santiago está obligado a negociar una salida al mar sobre la base de tratativas anteriores. Bolivia perdió su acceso soberano al mar durante una guerra librada contra Chile a finales del siglo XIX. En ese conflicto también participó Perú. 

DZC (dpa, EFE, La Tercera)

DW recomienda