1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Chile, el país con más fuerza innovadora

Chile y Colombia son económicamente dos países “todoterreno”, según un estudio del Foro Económico Mundial.

Un estudio del Foro Económico Mundial titulado “Una Perspectiva Global sobre el Emprendimiento, la Competitividad y el Desarrollo” afirma que Chile es el país con más impulso innovador. El informe recoge los datos de 44 países -una amplia gama que va desde Alemania, Japón, Israel y Estados Unidos hasta Uganda, Argelia y Rumania-. Lo que pretende el informe es estudiar desde una nueva perspectiva la relación entre la competitividad y el espíritu empresarial.

Los parámetros

El informe utiliza tres parámetros empresariales para estudiar las diferentes economías: los niveles de actividad en fase inicial, la ambición y la innovación. Chile y Colombia son los dos únicos países de la muestra que presentan altos niveles en los tres aspectos. “En la práctica esto significa que en estos dos países hay una gran proporción de empresarios ambiciosos e innovadores junto con un alto índice de iniciativa empresarial en general”, afirma Michael Drexler, Director de Industrias de la Inversión en el Foro Económico Mundial. “Los empresarios ambiciosos son los que esperan crear 20 o más puestos de trabajo en los próximos cinco años. Esto hace que sean importantes para la generación de empleo. Los empresarios innovadores introducen nuevos productos y servicios en una economía, hecho importante para la progreso económico y el avance”, aclara.

Chile aparece como la economía más innovadora en el estudio. “55% de los empresarios en Chile son innovadores de acuerdo a nuestra encuesta”, afirma Drexler. Es importante tener en cuenta la definición de innovación. En este informe, la innovación se entiende como la introducción de un producto o servicio totalmente nuevo, o la de un producto o servicio que se ofrece por primera vez en un mercado, aunque ya fuera conocido en otro.

Otra forma de medir

Esto implica que la innovación no se percibe de la misma manera en todas las economías, pues lo que es nuevo para los consumidores en un lugar puede ya ser familiar para los consumidores en otro. Esta definición difiere de otras medidas utilizadas para evaluar la "capacidad de innovación" de la economía, tales como el número de patentes, o el nivel de gasto en investigación y desarrollo (I + D).

“La mayoría de las economías latinoamericanas tienen altos índices de iniciativa empresarial, pero presentan tasas medias o bajas en cuanto a las ambiciones de crecimiento y la innovación, en comparación con otras economías”, afirma Drexler. “En las economías en desarrollo, hay muchas oportunidades donde hay un rápido crecimiento y las condiciones cambian constantemente, y eso puede motivar a la gente a iniciar negocios. Por otro lado, la gente puede ver el emprendimiento como una forma de obtener un ingreso cuando no hay mejores alternativas de empleo”, añade.