1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Chile: "Educación gratuita y de calidad ahora"

Miles de profesores y estudiantes reavivan las marchas inciadas en 2011 (foto de archivo) en Santiago de Chile. Siguen demandan mejoras laborales y educacionales, ahora al gobierno de Michelle Bachelet.

DW recomienda

"Educación gratuita y de calidad ahora", rezaban varios carteles que portaban los asistentes a la movilización en su recorrido por la Alameda, la principal avenida del país. A la marcha, orgnaizada por el Colegio de Profesores y los estudiantes secundarios, se sumaron los estudiantes secundarios agrupados en la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones) y los apoderados reunidos en la Coordinadora de Padres y Apoderados por el Derecho a la Educación (Corpade), así como los asistentes de la Educación.

Los manifestantes, resguardados por cientos de policías, gritaron a favor de un nuevo estatuto docente y del retorno de la educación pública escolar a la administración del Estado central, tras su traspaso a los municipios en la dictadura (1973-1990).

La presidenta Michelle Bachelet, cuya popularidad oscila en torno a un 30 por ciento en medio de la crisis de desconfianza que asola a toda la élite política, aseguró que su gobierno está preocupado de la materia. "No estamos paralizados", subrayó la mandataria. El estatuto docente, que pretende mejorar la estabilidad y remuneraciones de los profesores, de hecho es el proyecto principal en que trabaja el gobierno hoy, además del que otorga gratuidad gradualmente a la educación pública universitaria desde 2016.

La próxima, el 16 de abril

La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) -que representa a los universitarios- se ausentó de esta marcha y llamado a paro, con la mira en una próxima movilización convocada para el jueves 16 de abril.

Las protestas por la educación, que movilizan a millones de personas desde 2011 en miles de protestas, tienen como telón de fondo el desigual acceso a este derecho en el país. Tras la reforma educacional de la dictadura, que entregó a los municipios la administración de las escuelas y autorizó la creación de empresas que administran la gestión de los liceos públicos, la educación se segregó crecientemente. Adicionalmente, la dictadura obligó a las universidades públicas a autofinanciarse, por lo que hoy cobran aranceles anuales de miles de dólares a sus alumnos, en un país donde la mitad de los trabajadores percibe salarios menores a 500 dólares mensuales.

RML (dpa, noticias.terra.cl)