1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Chico Buarque: su hermano alemán podría haber muerto durante la guerra

El cantante brasilero Chico Buarque de Hollanda, ícono cultural de Brasil, tiene un hermano alemán, hijo de Sérgio Buarque de Hollanda con una alemana de Múnich, que tendría hoy 78 años. Su paradero aún se desconoce.

default

El compositor Chico Buarque en vivo (Río de Janeiro, 2006).

Ni siquiera el Internet permitió develar un curioso misterio que perdura hace décadas en el seno familiar de la familia Buarque de Hollanda: el paradero de un tal Sérgio Georg Ernst, nacido en Berlín allá por 1930, hijo de Anne Margerithe Ernst y Sérgio Buarque de Hollanda. Por esas ironías de la vida, el destino de uno de los dos descendientes del autor de Raíces de Brasil (1936) permanece incógnito.

La probabilidad de que el alemán Sérgio Georg haya muerto durante la Segunda Guerra Mundial o como consecuencia de ella aún es la hipótesis más fuerte que hasta hoy se ventila. Berlín y Múnich, ciudad de origen de Anne Margerithe a donde madre e hijo podrían haber vuelto, estaban en el ojo de la tormenta desde que los nazis, liderados por Adolf Hitler, subieron al poder en 1933.

Corresponsal en Alemania

En 1929, Sérgio Buarque de Hollanda llegó a Alemania con la intención de realizar reportajes para O Jornal, una publicación de Assis Chateaubriand. Desembarcó en Hamburgo siguiendo viaje luego para Berlín y planeó pasar también por Polonia y Rusia. Pero la visita a la Unión Soviética no se produjo debido a cuestiones burocráticas.

La estadía en Berlín, que duró hasta Navidad de 1930, fue un período central en la formación del historiador y sociólogo en la que tuvo oportunidad de entrevistar, entre otros, al escritor Thomas Mann, además de contactarse con intelectuales europeos de diversas áreas, frecuentar las clases de Historia y Ciencias Sociales en la Universidad de Berlín y hasta colaborar con revistas germano-brasileras.

El pensador paulista incluso trabajó para la productora cinematográfica UFA (Universum Film), adaptando versiones de varias películas alemanas al portugués, entre ellas, el clásico El ángel azul, de Josef von Sternberg, protagonizado por Marlene Dietrich. Todo eso, claro, sin dejar de lado la vida bohemia.

“Papá se puso muy triste cuando comenzó la guerra, porque tenía recuerdos de un tiempo muy feliz en Alemania”, afirma la cantora y compositora Ana de Hollanda, una de los siete hijos de Sérgio Buarque con Maria Amélia de Carvalho Cesário Alvim.

La revelación del poeta

La primera vez que uno de los hijos de Sérgio y Maria Amélia

Szene aus dem Bühnenstück Ópera do Malandro von Chico Buarque aus Brasilien

Escena de la pieza "A Ópera do Malandro", de Chico Buarque.

escuchó hablar de la existencia de un hermano en Alemania fue durante un encuentro que Chico Buarque tuvo en casa del poeta pernambucano Manuel Bandeira. Acompañado de Tom Jobim y Vinícius de Moraes, que era un gran amigo de su padre, Chico escuchó a Bandeira tocar el piano, pero lo que más lo impresionó fue la revelación hecha por el poeta sobre que Sérgio Buarque tenía un hijo en Alemania.

“Quedé muy conmocionado, y cuando pude ir a San Pablo (ciudad en la que vivía el historiador), le pregunté a mi padre sobre mi hermano. Al comienzo no quiso hablar, pero luego puso las cartas sobre la mesa”, contó Chico al periódico Folha de Sao Paulo en enero de 1994.

Ana, la hermana de Chico, revela más detalles: “Mi padre conoció a Anne Margerithe y vivió con ella en Berlín. Creo que él sabía que ella había quedado encinta y que había llamado al niño Sérgio Georg Ernst. Papá se casó con mi madre en 1936, y cuando empezó la guerra y las persecuciones a los judíos, Anne Margerithe le pidió a mi padre que enviase documentos que comprobasen que Sérgio Georg no tenía ascendencia judía.”

Según Ana, su madre hasta llegó a ofrecer a Anne que mandara a su hijo a Brasil mientras la situación siguiera así. “Mi madre encaró el tema, y papá le escribió a la madre del niño diciéndole que estaba casado y que mi madre podría cuidarlo”, cuenta Ana.

“La gente sabe muy poco sobre él. Vi dos fotos del pequeño, y sabía que la madre era de Múnich”, continúa. “Papá consiguió el certificado de bautismo y se lo mandó a la madre. Le preguntó a Anne si no quería mandarle al niño, pero ella no respondió. Me parece que no quería tener contacto con mi padre. Y nunca más se tuvieron noticias de Sérgio Georg. La gente se mudaba a causa de la guerra, y puede ser que el niño haya sido enrolado en el ejército”.

Búsqueda en vano

Ana de Hollanda recuerda perfectamente la época en la que la historia del hermano salió a la luz. “Esas cosas de familia son siempre algo complicadas. En aquel tiempo todo era un poco secreto, a pesar de no haber ningún problema, ya que papá no se había casado con la madre del niño:” En una entrevista a la revista Realidade en 1974, Sérgio Buarque de Hollanda fue categórico al describir la relación que mantenía con la familia: “Maria Amélia, yo y nuestros hijos siempre nos tratamos con igualdad, sin relaciones formales. Y, ante todo, no conocemos la mentira.”

Sea como fuere, los Buarque de Hollanda nunca abandonaron por completo la hipótesis de conocer a Sérgio Georg. Chico Buarque, el integrante más famoso de la familia, contó muchas veces a la prensa – incluso a la extranjera- sobre la existencia de un hermano en Alemania, pero no hay novedades al respecto.

El propio Sérgio Buarque también lo buscó. “Papá volvió a

Copa da Cultura / Chico Buarque / Mart'nália / Doppelkonzert 16.6.06

Chico Buarque es un ícono cultural de Brasil.

Alemania, si mal no recuerdo, en 1977 y buscó a su hijo, principalmente en la región de Múnich, para ver si lo encontraba. Chico y yo también buscamos en Alemania, pero no encontramos pistas. El tampoco nos buscó nunca. Jamás hubo ningún tipo de indicio de que estuviera buscando a nuestra familia.”

El paso de Sérgio Buarque de Hollanda por Alemania contribuyó sustancialmente a que el historiador concluyese Raíces de Brasil. “ Escribí dos de sus capítulos en Alemania, cuando viví allí”, declaró Sérgio Buarque a la prensa brasilera en 1976. Pero el público alemán recién tuvo acceso a la obra en 1995, cuando fue publicada por la editorial Suhrkamp de Fráncfort.

Autor: Felipe Tadeu

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda