Chávez viajó a Cuba para ″enfrentar lo que sea″ | América Latina | DW | 24.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Chávez viajó a Cuba para "enfrentar lo que sea"

El mandatario informó que será operado entre el lunes y martes del tumor de dos centímetros que fue detectado en su zona abdominal. Además, pidió a sus simpatizantes no olvidar la próxima elección presidencial.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, fue autorizado por la Asamblea Nacional (Congreso) para viajar a Cuba a fin de operarse de un tumor, que según él mismo puede ser maligno, y adelantó que está preparado para "enfrentar lo que sea".

El mandatario dijo en un acto de despedida con partidarios y colaboradores de su gobierno que regresará y hará "todo el esfuerzo que tenga que hacer para conducirlos a ustedes a una nueva victoria" el 7 de octubre, día los comicios presidenciales, cuando planea buscar una segunda reelección.

Chávez decidió viajar manteniendo sus poderes de gobierno, por lo que rechazó delegar sus funciones, como lo reclamó la oposición.

Señaló que la operación será entre el lunes y martes del tumor de dos centímetros que fue detectado en el mismo lugar donde le fue extirpado otro el año pasado, en el zona abdominal.

"En este momento nadie puede decir si es maligno o no. Hay que extraerlo y determinar si es maligno. La probabilidad de que sea existe. Hay que prepararse para enfrentar lo que sea. Yo siempre prefiero prepararme para enfrentar el peor escenario", indicó.

"Con el favor de dios"

Asimismo, Chávez pidió a sus simpatizantes no "perder de vista" la cita electoral de octubre, a pesar de las dificultades que representa la nueva intervención quirúrgica.

"Haré todo el esfuerzo que tenga que hacer para conducirlos a una nueva victoria el 7 de octubre, aún en la peor de las dificultades que tenga que enfrentar en los próximos meses, no me importa nada", recalcó en medio de aplausos en el teatro Teresa Carreño de Caracas.

Al respecto, el mandatario informó sobre la designación de algunos jefes de su comando de campaña para las presidenciales, que encabezará él mismo y que tendrá como una de sus cabezas al ex presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) y actual alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez.

Chávez advirtió que durante su ausencia por la operación la oposición pondrá en marcha una campaña en su contra, alegando que está imposibilitado de gobernar.

"Dirán que no tengo fuerzas suficientes, que estoy acabado, mucho menos para ejercer la presidencia en el próximo período presidencial. Con el favor de dios, con el apoyo de todos ustedes, de millones, les voy a demostrar que son ellos los que no están capacitados ni moral, ni ética, ni políticamente para gobernar este país. Lo vamos a demostrar, aún en la peor de las dificultades", indicó.

Después de recibir la autorización de la Asamblea Nacional (Congreso) para ausentarse del país, el mandatario informó que viajará a La Habana este viernes por la noche, a fin de prepararse para la operación.

"Es otra batalla. Que esta adversidad no nos distraiga de la fecha estratégica del 7 de octubre. Si está esta adversidad que nos toca enfrentar, en lo colectivo y a mí, no debemos distraernos para nada, al contrario, debemos fortalecer aún más la conciencia de la necesidad de continuar fortaleciendo la ideología bolivariana, la revolución", dijo en un mensaje al país por radio y televisión.

Chávez señaló que su permanencia en La Habana será de "varios días", aunque admitió que desconoce cuándo regresará a Venezuela.

Las elecciones, prioridad

"Quedan siete meses para las elecciones. Debemos garantizar una gran victoria y luego una segunda victoria (en las elecciones regionales del 16 de diciembre). La batalla hay que darla en todos los niveles", indicó.

Antes, la Asamblea Nacional lo autorizó para ausentarse del país por más de cinco días, a fin de someterse a la nueva intervención quirúrgica.

La solicitud para viajar a La Habana comienza desde mañana viernes por un tiempo indefinido, según dijeron jefes de su partido. Mientras tanto, Chávez mantendrá todas sus funciones de gobierno.

El mandatario envió una carta al foro legislativo para respaldar legalmente su viaje. En el escrito dijo que espera estar fuera por más de cinco días por una nueva operación "necesaria e impostergable".

"Tengo plena certeza de que esta batalla también la ganaremos", señaló en la carta y dijo estar seguro que regresará a tomar su puesto "en la vanguardia".

La cámara legislativa aprobó la solicitud de forma unánime, con apoyo de los votos de la bancada opositora, que la respaldó haciendo énfasis en que las funciones de gobierno deberían ser asumidas por el vicepresidente, Elías Jaua, durante la ausencia de Chávez.

Chávez negó que tuviera "metástasis", rechazando las versiones de que su estado se había agravado después de su primera operación y el posterior tratamiento oncológico con quimioterapia. Sin embargo, el propio mandatario admitió que existen altas posibilidades de que el nuevo tumor sea maligno.

El presidente, de 57 años, fue operado a mediados del año pasado en Cuba de un tumor en la región abdominal y luego se sometió a un tratamiento con quimioterapia.

Apenas había retomado en noviembre su agitada actividad política con miras a buscar una segunda relección en los comicios de octubre.

DPA

Editor: Enrique López