Chávez recibe con ′′honra′′ a Ahmadineyad | América Latina | DW | 09.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Chávez recibe con ''honra'' a Ahmadineyad

El presidente venezolano rechazó las críticas de Washington y dijo sentirse honrado de recibir al gobernante iraní, que inició en Caracas una gira a cuatro países latinoamericanos, buscando romper el aislamiento.

Ahmadineyad, a su arribo a Venezuela.

Ahmadineyad, a su arribo a Venezuela.

Las tensiones entre Irán y Estados Unidos, lejos de atenuarse, se incrementan. Mientras el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, iniciaba su visita a Venezuela, en Teherán la agencia de noticias Fars informaba que el ciudadano iraní-estadounidense Amir-Mirza

Hekmati, arrestado el mes pasado en Irán bajo la acusación de trabajar como agente de la CIA, ha sido condenado a muerte. El anuncio se suma a la subida de tono en la pugna en torno al programa nuclear iraní, en vista de que los desmentidos de Teherán no han logrado disipar las sospechas occidentales de que podría tener fines militares.

Críticas de Washington

Hugo Chavez Venezuela Präsident

Hugo Chávez mantiene su discurso desafiante.

Este telón de fondo confiere una connotación especial a la visita de Ahmadineyad a Venezuela. El presidente Hugo Chávez dijo que su país recibía con "honra" al líder persa y añadió que le daban "risa" las críticas de Washington. "Hoy por cierto llega a Venezuela y nos honra con su visita el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad (...) Allá en Washington, (sale) un vocero o vocera del Departamento de Estado, de la Casa Blanca diciendo que no es conveniente para ningún país acercarse a Irán. Bueno, en verdad que da risa ya. Ya el imperio yanqui lo que da es risa", se mofó el líder bolivariano durante su programa dominical "Aló, Presidente".

Chávez sostuvo que las críticas del Departamento de Estado norteamericano muestran el "desespero" del gobierno de Barack Obama al fracasar en su plan por dominar al mundo. Por su parte, el embajador de Irán en Venezuela, Abdulreza Mesri, declaró a medios oficiales que los argumentos contra la visita de Ahmadineyad obedecen a una campaña del "imperio" de Estados Unidos, y resaltó que la relación entre ambos países sólo busca el desarrollo mutuo y pacífico.

En las últimas semanas, la UE se mostró a favor de imponer un embargo petrolero contra Irán y Estados Unidos decidió desplazar un portaaviones al Golfo Pérsico. Irán respondió realizando maniobras militares y amenazando con cerrar el estrecho de Ormuz, por donde circula el 40 por ciento del crudo mundial, si se profundizan las sanciones.

Repercusiones para Venezuela

Extracción de petróleo en Cabimas, a 500 km. de Caracas.

Extracción de petróleo en Cabimas, a 500 km. de Caracas.

El experto petrolero José Toro Hardy consideró que recibir al mandatario iraní "es geopolíticamente lo que menos le conviene a Venezuela", ya que le resta credibilidad como proveedor petrolero. "En el pasado, cuando se produjeron situaciones que se tradujeron en una interrupción en el suministro de crudo (...) Venezuela se declaró neutral, por la sencilla razón de que son conflictos históricos y se remontan a siglos, e incluso aumentó la producción de crudo, por lo que Venezuela se ganó la reputación de ser el proveedor más seguro y confiable de petróleo. Lamentablemente, eso se ha perdido", apuntó el ex gerente de Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Toro Hardy previno que las amenazas de Irán en relación con el estrecho de Ormuz deben ser tomadas con cuidado: "en el estrecho de Ormuz circulan entre 17 y 20 millones de barriles de petróleo por día y el mundo no puede permitir un cierre de su paso", indicó. "Si bloquean el estrecho de Ormuz podrían generar un conflicto mundial y el precio del petróleo aumentaría, sí, pero podrían bloquear el estrecho sólo por unos días porque las potencias occidentales y los países árabes no se quedarían de brazos cruzados", explicó el autor del libro "Venezuela y el petróleo del Islam".

El experto petrolero también argumentó que "en el pasado, estas crisis no han sido beneficiosas para Venezuela porque ha generado una ingesta de petrodólares y esto ha producido inflación y estancamiento económico. Si nos ponemos a ver, desde la crisis del Yom Kippur (1973) la economía venezolana ha sido una montaña rusa". (dpa)

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda