Chávez murió, pero sus aliados antiestadounidenses siguen vivos | América Latina | DW | 10.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Chávez murió, pero sus aliados antiestadounidenses siguen vivos

Los socios de Venezuela están asustados por la muerte de Hugo Chávez. Pero parece que las antiguas amistades perdurarán, dice Bert Hoffmann, del Instituto para Estudios Latinoamericanos, de Hamburgo.

Hugo Chávez y Fidel Castro en La Habana, 2006.

Hugo Chávez y Fidel Castro en La Habana, 2006.

DW: Durante muchos años, el desaparecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, tejió una red de aliados contra Estados Unidos. El fuerte del grupo se conoce como ALBA o Alternativa Bolivariana de los Pueblos Americanos, constituido por países de corte izquierdista como Cuba, Bolivia, Ecuador  y Nicaragua. Pero Chávez tuvo también estrechas relaciones con Irán y Rusia. ¿Qué pasará ahora?

Hoffmann: Los más afectados serán Cuba y Bolivia, los países que más han sacado provecho de la generosidad venezolana. Cuba fue y sigue siendo el país más dependiente de Venezuela. Pero al mismo tiempo, Cuba es el Estado con mayor influencia sobre el sucesor de Chávez. Todo el libreto de la sucesión del poder fue escrito en Cuba, no en vano Chávez estuvo allí hospitalizado. No hay duda de que Maduro, el designado por Chávez, es el candidato preferido por La Habana. Así que es de esperarse que las subvenciones venezolanas seguirán fluyendo hacia la isla. Lo que no es claro es si se prolongarán por mucho tiempo.

¿Qué significa esto para la política cubana?

La nueva situación se traduce en inseguridad económica para Cuba. Algo para lo que su presidente, Raúl Castro, ha empezado a preparar a la población. En los últimos años ha recalcado que el país no puede depender para siempre de “benefactores externos”, por lo que se han introducido algunas reformas económicas, aunque muy tímidas. Aquí podemos ver que Cuba se está preparando para el día del corte de ayudas por parte de Caracas. Cuba planea dinamizar su economía.

Chávez también cultivó una especial amistad con el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad…

Hugo Chávez y Mahmud Ahmadineyad en Teherán, 2009.

Hugo Chávez y Mahmud Ahmadineyad en Teherán, 2009.



Correcto. Esa relación entre Venezuela e Irán fue también muy criticada por la comunidad internacional. Ambos países usan esos lazos para demostrar que también son activos fuera de sus regiones. Ambos países son productores de petróleo y ambos Estados controlan las ganancias del crudo. Y justo ambos países tienen un enemigo común: Estados Unidos. Pero creo que se trata más bien de un matrimonio por conveniencia que una alianza estratégica real.

¿Cómo manejarán los herederos de Chávez esta situación?

Ninguno va a cancelar la alianza, y menos si el sucesor es Maduro. Él continuará manteniendo dicha relación, pero ésta perderá importancia en el escenario internacional. Un mayor acercamiento a Irán no es algo que quieran los aliados de Venezuela en América Latina. Irán es un extraño cultural en la región, en donde la mayoría de países tiene sistemas democráticos multipartidistas. No estoy muy seguro de que Irán esté interesado por mucho tiempo en América Latina. Su política reciente ha sido más bien una serie de pinchazos, de demostración de poder, de provocaciones
hacia Estados Unidos.

Venezuela ha recibido grandes cantidades de armamento de Rusia. ¿Espera cambios en este tipo de relaciones de negocios?

No. Venezuela, aún después de la muerte de Chávez, seguirá el curso de confrontación frente a Estados Unidos y Occidente, y por ello seguramente seguirá modernizando su armamento. Rusia le vende armas a Venezuela, pero China puede entrar aquí a competir. Rusia seguirá siendo el mayor socio comercial de Venezuela.

Autor: Clara Walther /JOV
Editor: Diego Zúñiga

DW recomienda