1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Chávez apoya la idea de Sarkozy de una cumbre sobre la crisis financiera

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, apoyó la propuesta de su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, de celebrar "una cumbre de jefes de Estado" en diciembre para tratar la crisis financiera mundial y dijo que "Bush no tiene la más mínima idea de lo que está haciendo" para resolver el problema.

Chávez hizo estás declaraciones tras reunirse esta tarde en el Elíseo con Sarkozy, con quien trató sobre la crisis financiera mundial y de las relaciones bilaterales.

El presidente venezolano manifestó su deseo de que esa cumbre propuesta por Sarkozy "no se quede sólo en el grupo de los ocho", en referencia al G8, que reúne a los siete países más ricos del mundo y a Rusia.

En un discurso pronunciado el jueves en la ciudad francesa de Toulon, Sarkozy dijo que en esa cumbre deberían participar los jefes de Estado de los países más afectados por la crisis financiera.

La reunión con Sarkozy, que duró alrededor de 45 minutos, se produjo en una breve escala en París del presidente venezolano que había llegado de Rusia, dentro de una gira que le llevó también a China.

Una gira, dijo Chávez que "ha tenido un fuerte contenido energético", dentro del empeño de su gobierno para transformar el modelo económico venezolano y conseguir un desarrollo industrial y tecnológico.

Chavez añadió que para esa transformación pide ayuda a los países "amigos", como Francia, a cambio de la "energía venezolana", en alusión a los importantes recursos petroleros del país suramericano.

La respuesta de Sarkozy ha "sido muy positiva", dijo el presidente venezolano que en su visita a Rusia trató con el primer ministro, Vladimir Putin, sobre la cooperación en materia de energía nuclear con fines pacíficos.

"Nosotros contamos con la sabiduría europea" dijo Chávez al expresar su interés en reforzar los lazos con Europa.

En América del Sur dijo que hay una "revolución pacífica" y aludió al lema de la Revolución francesa: "libertad, igualdad y fraternidad" y añadió: "en eso andamos, queremos ese mundo".