1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Cese el fuego "unilateral" de Azerbaiyán en Nagorno Karabaj

En respuesta al anuncio azerbaiyano, la autoproclamada república de Nagorno Karabaj aseguró hoy que "en estos momentos los combates continúan".

Azerbaiyán anunció este domingo (03.04.2016) el cese unilateral de las acciones militares en la frontera con el enclave de Nagorno Karabaj, escenario desde ayer sábado de los más cruentos combates desde la entrada en vigor del alto el fuego en 1994. "Esta decisión se tomó tras tomar en consideración tanto los llamamientos de organizaciones internacionales como la política estatal en aras de la paz", informó el Ministerio de Defensa azerbaiyano en un comunicado.

Por ello, añade, "las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán interrumpieron su contraofensiva y sus acciones de respuesta contra el enemigo y procedieron a fortificar las defensas de los territorios liberados". La nota castrense se refería a varios puntos estratégicos retomados ayer por las fuerzas azerbaiyanas en el enclave montañoso del Cáucaso sur, cuya soberanía enfrenta a ambos países desde 1988, antes incluso de la caída de la URSS.

Con todo, advierte que "si el Ejército armenio no renuncia a las provocaciones y continúa atacando áreas pobladas y posiciones militares, las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán proseguirán su ofensiva con el uso de todo el armamento a su disposición". Azerbaiyán, que acusa a Armenia de iniciar las hostilidades al atacar su territorio, informó que durante la pasada noche las tropas azerbaiyanas destruyeron diez tanques al repeler una nueva ofensiva enemiga. Ese fue el motivo, según Bakú, por el que se frustró la propuesta de cese del fuego planteada por Rusia, que recibió el visto bueno de ambas partes y que debía haber entrado en vigor a las 15:00 del sábado.

Acuerdo de asistencia militar mutua

El presidente azerbaiyano, Ilham Alíev, quien regresó anoche de Washington tras asistir a la cumbre nuclear, aseguró que el Ejército de su país había respondido a las "provocaciones de Armenia". De hecho, las fuerzas karabajíes informaron esta mañana que habían recuperado una de las colinas reconquistadas ayer por las tropas azerbaiyanas, combates en los que habrían destruido dos tanques y un blindado.

Por su parte, el presidente armenio, Serge Sargsián, propuso anoche suscribir un acuerdo de asistencia militar mutua con la república de Nagorno Karabaj. El presidente ruso, Vladímir Putin; el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, además de la Unión Europea, Irán y la ONU, han pedido a ambos bandos que respeten el alto el fuego, cesen sus hostilidades y regresen a la mesa de negociaciones. Oficialmente, Azerbaiyán reconoció 12 bajas en sus filas, mientras Armenia ha admitido solo 18, aunque otras fuentes cifran en cientos los soldados muertos en los intensos combates por el control del enclave, habitado mayoritariamente por armenios. El actual conflicto estalló cuando la entonces región autónoma azerbaiyana de Nagorno Karabaj, de población mayoritariamente armenia, pidió en 1988 su incorporación en la República Soviética de Armenia, lo que desembocó en repentinos brotes de violencia étnica.

MS (dpa/efe)

DW recomienda