1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Catorce detenidos tras pelea en centro de refugiados alemán

Catorce personas fueron detenidas este domingo (29.11.2015) en Berlín tras una pelea multitudinaria en uno de los hangares del antiguo aeropuerto de Tempelhof, acondicionado para acoger a cientos de refugiados, según informó el sindicato de la Policía del distrito. Los disturbios comenzaron a la hora de la comida y en los enfrentamientos resultaron heridos al menos dos de los guardias de seguridad del albergue.

En la pelea, según relataron varios medios locales, participaron alrededor de 300 solicitantes de asilo, que se enfrentaron con cuchillos y palos hasta que la Policía, que envió a 120 agentes al lugar, puso fin a los disturbios. En declaraciones al diario Berliner Zeitung, el titular de Interior en la ciudad-estado de Berlín, Frank Henkel, tachó lo ocurrido de “intolerable” y aseguró que habrá consecuencias penales para los responsables.

“En nuestro Estado hay reglas. Quien no las respete, tiene otros alojamientos disponibles. Con cerrojos en puertas y ventanas”, manifestó. A su juicio, la violencia de este domingo en el albergue de Tempelhof, donde viven sirios, iraquíes y afganos, ratifica las advertencias que ya habían lanzado las autoridades de Berlín ante la masificación de los centros de acogida, en los que durante meses deben convivir cientos de personas de diferentes nacionalidades.

Los incidentes de se suman a los registrados la noche del sábado en otro albergue situado en el distrito berlinés de Spandau que acoge a un millar de refugiados. Siete personas fueron trasladadas al hospital tras una violenta pelea en la que tuvieron que intervenir alrededor de 80 agentes de Policía.

Según informaron las fuerzas de seguridad de la capital alemana en un comunicado, la Policía acudió al lugar tras recibir una llamada que alertaba de enfrentamientos entre varios residentes del albergue. Tras detener a unas personas y retirarse los agentes del centro, el ambiente se recrudeció y se desató una “pelea multitudinaria” en la que se rompieron cristales de ventanas, se lanzaron piezas de mobiliario y se vaciaron los extintores contra incendios.

El polvo generado por estos extintores hizo cundir el pánico en el albergue y más de quinientas personas abandonaron el edificio y permanecieron en el exterior hasta que se calmó la situación, ya de madrugada. (EFE)