1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Castro pide a Obama que levante el bloqueo económico a Cuba

Durante la cumbre de la Celac realizada en Costa Rica, el mandatario cubano afirmó que su país no aceptará injerencias en asuntos internos.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, pidió a su homólogo estadounidense, Barack Obama, que hago todo lo que esté a su alcance para reducir el bloqueo comercial que pesa sobre la isla, al tiempo que advirtió que no aceptará injerencias en asuntos internos durante las negociaciones que sostendrán ambos estados, tras reanudar sus lazos diplomáticos. Las declaraciones de Castro fueron conocidas en la cumbre de la Celac este miércoles (28.01.2015).

La reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se realiza en Costa Rica sirvió como plataforma para que el mandatario caribeño solicitara el cese del bloque, algo que será un “camino largo y difícil”, apuntó. “El presidente Barack Obama podría utilizar con determinación sus amplias facultades ejecutivas para modificar la aplicación del bloqueo, lo que está en sus manos hacer aún sin la decisión del Congreso”, dijo Castro.

Luis Guillermo Solís, presidente de Costa Rica.

Luis Guillermo Solís, presidente de Costa Rica.

Al mismo tiempo, el mandatario subrayó que Cuba no cederá ni un milímetro en la defensa de su soberanía y que no aceptará presiones ni intromisiones en los asuntos internos de su país. “Ahora todo parece indicar que el objetivo es fomentar una oposición política artificial por medios económicos políticos y comunicacionales”, dijo. Para Castro, el acercamiento diplomático no tendrá sentido si no se devuelve el territorio de Guantánamo ni cesan las transmisiones de radio y televisión ilegales en la isla.

Resultados tangibles

En el encuentro de mandatarios que comenzó este miércoles en Costa Rica, también hubo espacio para exigencias de corte social, ahora que el crecimiento de la región se ha visto estancado. La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, dijo que la inclusión social debía ser una prioridad en las políticas de los países latinoamericanos, e instó a “hacer más” para disminuir la desigualdad y la pobreza.

Su colega ecuatoriano, Rafael Correa, por su parte, propuso enfocarse en los próximos cinco años en luchas concretas, que den resultados tangibles. A su juicio, es realista ponerse cinco años de plazo para “liberar a América Latina y el Caribe de miseria”, teniendo en cuenta “el nivel de producción actual y una mejor distribución del ingreso”, con lo que sería posible “eliminar todas las formas de pobreza”.

DZC (dpa, EFE, Reuters)

DW recomienda