Castañeda volverá a ser alcalde de Lima | América Latina | DW | 06.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Castañeda volverá a ser alcalde de Lima

El líder de Solidaridad Nacional vence en la plaza principal de unas elecciones regionales, provincipales y locales ensombrecidas por varios accidentes mortales.

El ex alcalde de Lima Luis Castañeda es el virtual ganador de las elecciones para la alcaldía de la capital peruana, al imponerse por una amplia ventaja a sus rivales al lograr el 49% de los votos, según los primeros resultados oficiales ofrecidos cuando se llevaba escrutado el 46,9% de los sufragios. Castañeda fue ya en dos períodos consecutivos entre 2003 y 2010 alcalde de Lima, capital que, con 8,5 millones de habitantes, reúne casi una cuarta parte la población del país.

La reacción de Castañeda, candidato de Solidaridad Nacional, a la divulgación de los primeros sondeos a pie de urna, que ya le daban como vencedor, no se hizo esperar y en su cuenta de la red social Twitter afirmó: "Agradezco al pueblo de Lima por su confianza y por darme esta nueva oportunidad para trabajar juntos". Posteriormente, en una rueda de prensa en un hotel de la capital dijo: "Es tiempo de que cese la violencia en el país y que se dejen de lado los odios. Es mejor que miremos hacia el futuro y que avancemos. Ese es el encargo que nos ha dado la población".

Sospechas de sus oponentes

Castañeda es un abogado conservador de 69 años al que investigaciones periodísticas le atribuyen prácticas corruptas en su gestión anterior de la ciudad. Sus principales oponentes eran el ex ministro de Transportes Enrique Cornejo y la centroizquierdista Susana Villarán, que intentaba la reelección.

Peru Kommunalwahlen in Lima Luis Castaneda

La sede de Solidaridad Nacional organizó una fiesta tras conocerse los primeros datos a pie de urna.

El líder del partido Solidaridad Nacional, a quien sus 12 rivales felicitaron en público o privado, inició de inmediato una fiesta en el centro de Lima con sus seguidores, mientras en los sectores derrotados había malestar por los supuestos antecedentes corruptos del ganador, los que aún no se han transformado en procesos judiciales.

Elecciones tranquilas

Los peruanos eligieron ayer a 25 presidentes regionales, 196 alcaldes provinciales y 1.864 alcaldes distritales para el período 2015-2019, en una jornada que transcurrió en calma, aunque quedó enlutada por accidentes automovilísticos que dejaron más de 20 muertos, entre ellos siete policías.

De las 25 regiones, 16 requerirán de segunda vuelta en noviembre para conocer a sus presidentes, por no haber obtenido ninguno de los candidatos el 30% de votos que requerían como mínimo, según datos provisionales.

Entre las nueve regiones que sí ya aseguraron presidencia regional destaca la norteña Cajamarca, donde fue reelegido con amplia ventaja el comunista Gregorio Santos, a pesar de que está preso desde el mes pasado por presuntos delitos de corrupción. Santos ha sido un permanente dolor de cabeza para el gobierno central, pues se opone activamente bajo argumentos ambientalistas a las labores mineras en una región de gran riqueza en proyectos naturales, lo que incluso ha llevado a paralizar un megaproyecto.

Campaña ensombrecida

Los accidentes que dejaron como víctimas fatales a policías que se desplazaban para labores de patrullaje y a ciudadanos que iban a sus puestos de votación tiñeron de sangre la jornada, en la que solo hubo explosiones de violencia relativamente menores en dos distritos del interior por inconformidad con los resultados.

Dos candidatos a alcaldes habían sido asesinados en los últimos días, mientras que el viernes murieron dos policías que repartían material electoral en una emboscada tendida por "narcoterroristas" en la selva, lo que había generado temor a que hubiera violencia hoy. Sobre varios candidatos locales, incluso vencedores, penden sospechas, no probadas judicialmente, de estar involucrados en el negocio del narcotráfico.

LGC (dpa / EFE)